El Holder de la Colmena

Asesinos del Zodiaco
Asesinos del Zodiaco

En cualquier ciudad, en cualquier país, ve a cualquier almacén abandonado después de medianoche. Acércate al primer jardinero o vigilante nocturno que se encuentre allí y pregúntale por ver a alguien que se hace llamar a sí misma El Holder de la Colmena.

El trabajador te dará una amplia sonrisa ante tu pedido. Un pequeño insecto zumbante saldrá de entre sus dientes mientras lentamente te guía hacia una puerta lateral del almacén. Si el trabajador no te sonríe, entonces es mejor que te vayas. Corre y no te detengas por nada, y será mejor que no vayas a casa hasta el otro día.

Entra por la puerta. Te encontrarás en el almacén vacío. El aire estará viciado y sofocante, casi insoportablemente caliente. Una a una, las lámparas colgantes que iluminan el edificio comenzarán a encenderse. Cierra tus ojos, y no los abras hasta que el sonido zumbante que escuchaste se eleve a un nivel casi ensordecedor.

Cuando los abras, estarás en una gran colmena. Una luz azulada anormal pulsará de los extraños brotes que te rodean. El calor ha aumentado aún más, y el aire será tan espeso que la respiración se hará muy dificultosa. Mantente perfectamente quieto y no entres en pánico. Necesitarás estar calmo para el siguiente paso.

Uno a uno, insectos de un enjambre comenzarán a aproximarse. Lentos al principio, pero luego sus números crecerán hasta convertirse en una alfombra viva y vasta en el suelo. Los insectos te rodearán y cubrirán tu cuerpo; debes permitírselo. Si haces daño a uno, incluso ahuyentarlo, todos los demás te morderán y picarán, y no se detendrán hasta que no seas más que un montón de huesos frágiles que se hagan polvo ante el toque más ligero. Permanece quieto hasta que la alfombra de insectos te cubra la cara. Deberás cerrar tus ojos una vez más y déjate envolver por el enjambre.

Eventualmente, si has estado completamente estoico, sentirás a los insectos arrastrarse fuera de tu cuerpo. Mantén los ojos cerrados hasta que el último te haya dejado. Ya no necesitas temer a sus pequeños. Ella está aquí y su furia será inconmesurable si te atrapa hiriendo a alguno de sus hijos. Abre los ojos y ante ti debería estar una extraña criatura.

Parecerá ser una amalgama de varios tipos de insectos en un cuerpo femenino de terrorífica y extraña belleza. Deberás bajar la mirada, pues la Reina exige respeto. Ella se acercará a ti lentamente y deberás arrodillarte, pues la Reina demanda sumisión. Si fallas en darle su debido respeto, sus mandíbulas te romperán en pedazos brevemente. Si has dado tus respetos correctamente, ahora puedes levantarte y hacerle una sola pregunta.

La única pregunta que podrás hacer con seguridad es:

¿Qué es la alegría y el horror de su unidad?

La Reina te contará, en agonizantes detalles cada hermoso júbilo y terrible horror en Su unión original. Conocerás la gloria y el terror de su estado unificado. Muchos caen irremediablemente en la locura ante esta revelación. No te conviertas en una más de estas pobres almas, condenados a alimentar las incontables generaciones de su prole.

Ambar (1)
Si puedes soportar su respuesta, ella te preguntará:

“¿Permitirás Su unidad?”

Deberás responder:

Seremos uno.

La Reina se acercará a tu rostro, de sus mandíbulas brotará un extraño líquido amarillo. Arrodíllate ante ella y extiende tu mano, con la palma abierta y hacia ella. Sentirás tus manos llenarse del pegajoso fluido. Cierra tus manos fuertemente, así como también tus ojos. Esta vez los insectos arremeterán contra ti, devorándote lenta y dolorosamente hasta la última partícula.

Despertarás en el almacén, justo en el momento en que la última luz se encendió, y ahora podrás abrir tu mano. Allí estará un pedazo de ámbar de tamaño de una palma.

El ámbar es el Objeto 328 de 538. Ningún enjambre de insectos te hará daño ahora. Sólo tú puedes decidir ahora si habrá alegría o terror en Su unidad.

— Via Creepypastas

Total
0
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Related Posts
Asesinos del Zodiaco

Los extraños

Mi nombre es Andrew Erics. Viví, alguna vez, en una ciudad llamada Nueva York. Mi madre es Terrie…
Read More
Asesinos del Zodiaco

Lost Song

¿Alguien recuerda un CD que tenía escrito “Lost Song”? Pues yo si lo recuerdo. Hace años yo, un…
Read More
Asesinos del Zodiaco

Ruidos

Te despierta un ruido ahogado a la mitad de la noche y sientes que algo extraño sucede. Sales…
Read More
Asesinos del Zodiaco

Holder

![ class=“category-page__trending-page-thumbnail”](Los Holders) ![ class=“category-page__trending-page-thumbnail”](El Holder de la legión) ![ class=“category-page__trending-page-thumbnail”](El Holder de la Adaptación) ![ class=“category-page__trending-page-thumbnail”](El holder…
Read More
La Leyenda de las Gárgolas de Notre dame en Paris

Hotel 666

Yo era un oficial de policía, recuerdo que ese día iba de vuelta a mi casa porque mi…
Read More
Allá afuera

El ángel de la guardia

¿Crees en los ángeles? Sí… Estos seres alados que vienen del cielo… Específicamente… ¿Crees en los ángelesguardianes? Has…
Read More
Prólogo (Zalgo)

Rey suicida

La baraja está compuesta por capas de significado y simbología que se remontan a varios siglos atrás, los…
Read More