El experimento de Stanford

2. Hospital Dixmont
2. Hospital Dixmont

El experimento de la cárcel de Stanford fue realizado por el psicólogo Philip George Zimbardo, la idea era probar la influencia de un ambiente extremo como lo es la vida en prisión, en la conducta desarrollada por el hombre, dependiendo de sus roles sociales en este caso: presos vs. guardias.

Varios estudiantes de la Universidad de Stanford se sometieron de modo voluntario en 1971 a un experimento en el que fueron separados aleatoriamente entre presos y carceleros. Se construyó una prisión especial para el experimento, que comenzó con el arresto público de los estudiantes en sus domicilios, acusados de robo con armas. A los acusados se les aplicó el procedimiento habitual de entrada a prisión, inspección, identificación y aislamiento.
10013806 737635766281852 3915560636259671335 n

Al poco tiempo se vio como los guardias inventaban técnicas de persuasión y de castigo para controlar a los presos, separándolos en grupos de bueno/malos o quitándoles los colchones para hacerles dormir en el suelo etc. Tenían prohibida la violencia física pero por las noches se pasaban con los presos pensando que los investigadores no les observaban. A los presos se les puso en toda clase de situaciones humillantes: vivir desnudos, limpiar letrinas o incluso poses homosexuales.

A las 36 horas de comenzar el experimento, un preso empezó a sufrir estrés emocional y comenzó a llorar y experimentar ataques de rabia. Los guardas pensaron que se trataba de una táctica para que lo dejaran salir. El preso fue liberado, aunque al poco tiempo los guardas escucharon grabaciones sobre un plan externo para liberar a los estudiantes de la falsa cárcel al día siguiente.

El experimento estaba inicialmente planeado para 2 semanas, pero tuvo que cancelarse a los 6 días debido al exceso de humillación y inhumanización que recibían los presos y a que los guardas se habían metido excesivamente en sus papeles. Cuando el experimento se canceló los guardias incluso mostraron gran enfado.

— Via Creepypastas

Total
0
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Related Posts
El Puente Negro

El ermitaño

Eso de trabajar para el estado ya no me estaba gustando; nos enviaron a las comunidades aledañas para…
Read More
Asesinos del Zodiaco

Consuelame Xbox…

Fue ese día, cuando finalmente tuve suficiente dinero para comprarme una nueva videoconsola y unos cuantos juegos. Yo…
Read More
Allá afuera

El aparecido

La cosa del mundo a la cual los filósofos otorgan menos fe es a los aparecidos. No obstante,…
Read More
Asesinos del Zodiaco

Hell bell

Mi hermano, tras llevarse una gran decepción con la cuarta generación de Pokémon, me regaló todas sus cosas…
Read More
Asesinos del Zodiaco

El pájaro rojo

Esta es mi historia… Mi pequeña familia, constituida por mis padres y yo, sufrimos una pérdida muy grande:…
Read More