El candelabro de Coradeen

Allá afuera
Allá afuera

Recuerdo este show de a principios de la década de 2000, se llamaba “El candelabro de Coradeen”. Se suponía que era un espectáculo para niños, pero incluso con mi vocabulario avanzado a los 6 años apenas podía pronunciar el título, mucho menos captar el material del programa.

Al estar sin cable, usamos “orejas de conejo” para obtener televisión. Por orejas de conejo me refiero a una antena, no a las orejas de conejo reales (aunque probablemente obtendrían una mejor recepción). Uno de los pocos canales que obtuvimos fue una red llamada SprigganTV, que mostraba muchas comedias y dibujos animados durante todas las horas del día. No tenía comerciales, excepto al final de cada programa, con los créditos acelerados junto con el primer comercial que se mostró.

Algunas de las comedias que presentó fueron Friends, Seinfeld y Hogan’s Heroes. En realidad, hasta hace poco no me pareció extraño que esta estación tuviera las licencias y el permiso para usar estos programas y más, ya que también tenía algunas cosas originales para mostrar. Uno de estos espectáculos originales fue una caricatura llamada “El candelabro de Coradeen.

Realmente no sé porqué no pensé en la rareza del programa antes de ahora. Este espectáculo fue muy extraño. Hablo en serio.

Me conecté en línea para buscarlo después de una conversación reciente (que me dejó preguntándome acerca de este programa), pero literalmente no había nada relacionado. Luego busqué “SprigganTV”, pero solo pude encontrar cosas en alemán, y al tratar de revisarlas, vi que estos sitios no tenían nada que ver con la red sino con un nombre común.

Frustrada, fui a YouTube para perder el tiempo viendo Yogscast y otras cosas. Curiosa, escribí “Candelabro de Coradeen” en la barra de búsqueda. Y no obtuve nada, ni resultados, ni episodios, ni clips, nada. Ni siquiera YouTube tenía nada. Mi búsqueda estaba parada.

Así fue hasta que mi madre me trajo un par de cintas de VHS aproximadamente una semana después.

Le pregunté qué eran, y ella respondió: “Es ese programa del que me preguntaste hace un tiempo. Dijiste que no lo podías encontrar, así que pregunté en el trabajo y mi amigo David dijo que había grabado los episodios hace mucho tiempo. Aparentemente es un show bastante difícil de encontrar, así que deberías agradecerle alguna vez.”

Estaba sorprendida. Tomé las cintas y entré en mi habitación para mirarlas, ansiosa por saciar finalmente mi curiosidad.

Hay 14 episodios de este programa, cada uno de 20 a 25 minutos de duración. Solo voy a repasar los tres que me hicieron sentir más incómoda.

La intro estaba acompañada de una rica y sombría música de piano. Se ve a una pareja rica saliendo de su casa, una gran mansión con muchas cosas caras en exhibición. Su hija, Coradeen (una niña pelirroja y de cara pálida, casi como un jengibre, una versión más joven de su madre), se ve triste por su partida. Cuando se van, ella va a un candelabro cerca de la entrada y dice “Amicitia” (que supongo que es el nombre del candelabro, ya que nunca se le llama de alguna forma). El candelabro tiembla y cobra vida, junto con muchas de las otras cosas en la casa. El resto de la introducción es ella corriendo por la casa, haciendo varias cosas con los objetos animados, antes de que sus padres regresen. Cuando entran, todo vuelve a la normalidad. Los rostros de los padres son sombríos y amenazantes, mirándola como si fuera una escoria, mientras ella mira hacia el candelabro, ahora de vuelta en su lugar correcto. Cuando la vista cambia al candelabro, el título aparece en la parte inferior de la pantalla.

Saliendo de la introducción, no parece haber nada malo con el espectáculo. Claro, los padres deslumbrantes y la triste música del título son bastante raros, pero nada que no se haya hecho antes en la televisión. Cuando era niña, este show era fascinante. Mirándolo ahora, me molesta muchísimo.

Episodio 1: Dolores del crecimiento

Este episodio comienza con Coradeen jugando a las escondidas con Amicitia y una cortina roja sin nombre. Ella encuentra a Amicitia detrás de un busto de piedra con la forma de la cabeza de su padre, que es un hombre alto y moreno, y con un traje de negocios. A pesar de buscar más, ella no puede encontrar a la cortina. Su madre pasa y le pide que la ayude a quitar algunas cortinas de la casa, mientras que agarra y se lleva a la roja que jugaba con ella. Triste, Coradeen entra en un par de habitaciones para quitar las cortinas, cada una de un color diferente al anterior (no sé cómo funciona estéticamente). Una vez que termina, Amicitia pregunta por qué sus amigos ya no estaban en su lugar.

Coradeen responde con: “Las llevarán a otra casa, donde se pueden usar mejor”, de una manera que dice que ha escuchado lo mismo antes.

Amicitia comienza a preparar un plan para recuperar las cortinas y hace que Coradeen participe. El plan es ir a la habitación a la que los llevan y robarlas para colgarlas en la habitación de Coradeen. Sin embargo, mientras se escabullían, son atrapadas por el padre de la familia. Mejor dicho solo Coradeen fue atrapada, porque Amicitia se quedó en la habitación, preparando las paredes.

Él le quita las cortinas de las manos y grita: “¿Por qué sigues haciendo esto? ¡No son reales! ¡No son tus amigos!”

Él procede a desgarrarlas, Con cada cortina desgarrada, empieza a decir:

“¡Ya! ¡Estás! ¡Demasiada! ¡Grande! ¡Para! ¡Jugar! ¡A! ¡Creer!”

Él tira los pedazos a sus pies, y se escucha un gemido audible saliendo de las cortinas, seguido de una respiración que se desvanece.

Coradeen comienza a llorar y grita: “¡Los mataste! ¿Por qué hiciste eso?”

Su padre grita: ” ¡YA ESTÁS DEMASIADA GRANDE PARA JUGAR A CREER!” de nuevo, agarrándola brutalmente por el brazo y llevándosela.

Se corta la escena hasta que entra en su habitación. En su rostro tenía una marca roja muy visible, como un moretón. El candelabro no se ve por ningún lado al principio, pero sale del armario cuando Coradeen llora suavemente. El candelabro se sienta a su lado en su cama, mientras la cámara se desplaza. El episodio termina con ella sentada cerca de cortinas nuevas y más lujosas, diciendo “Amicitia” una y otra vez. Sin embargo, el candelabro no se encuentra en ninguna parte.

Al cuarto entra su padre, diciendo en tono monótono: “Es hora de tomar tu medicación, Coradeen.”

Episodio 7: El jardín de Maddie

Este episodio comienza con la madre de Coradeen invitando a un grupo de personas importantes a su casa. Ella conversa sobre su familia con estas personas, deteniéndose en las escaleras para gritar “¡Corey!” (la única vez que se usa un apodo para ella.)

Coradeen baja tranquilamente las escaleras, haciendo una pequeña reverencia mientras usa una blusa celeste y un vestido azul.

Su madre le dice a la gente: “Esta es Coradeen, tiene siete años. Es muy inteligente.”

Luego le dice algo a su hija en un idioma diferente y Coradeen responde (aparentemente) en el mismo idioma. El grupo aplaude por el “uso avanzado del latín”, según lo declarado por uno de los hombres del grupo. El mismo hombre pregunta sobre el jardín, ya que el grupo está compuesto por jueces para un concurso. Van a la parte trasera de la casa y dejan a Coradeen en el salón principal. Ella se acerca a Amicitia, pero la escena cambia a su madre y los jueces. Todos están “ooh” y “ahh” sobre las plantas y flores en el jardín mientras su madre camina y habla sobre las diferentes plantas. Esta escena continúa durante diez minutos completos, mucho más de lo que tenía que ser. Los jueces deliberan, pero finalmente revelan que ella gana… el 2do lugar. Se la ve enojada por una fracción de segundo, pero tranquilamente toma la cinta de los jueces. El espectáculo pasa a una casa diferente, en un momento posterior del día. Una mujer rubia está cuidando su jardín, cuando aparece una silueta detrás de ella. Esta escena dura 30 segundos, con la silueta acercándose lentamente, antes de cambiar a Coradeen viendo la televisión.

En la televisión estaba un noticiero que decía: “_ **La dueña del jardín del primer lugar Maddie Pendleton, desaparecida** _”, diciendo que había desaparecido el mismo día que había ganado la cinta. El comité que juzgó el concurso apareció en la cobertura, diciendo que el concurso se celebraría en su memoria en el futuro.

Este episodio termina con la madre de Coradeen atendiendo a un jardín recién excavado, cada sección marcada con una estaca de madera decoradas con piezas de las cortinas del episodio 1. Ella fertiliza el jardín con bolitas de color rojo/rosado de una bolsa.

Este episodio parece ser el menos pensado, con algunas líneas de diálogo cortadas al final. También es uno de los dos únicos episodios que no involucran a Coradeen en la trama.

Episodio 12: Todos gritamos por helado

Odio este episodio. Lo odio, odio, ODIO este maldito episodio. Mucho, mucho. Lo sigo odiando, de verdad. No puedo creer que alguien enfermo escribió esta basura.

Coradeen y Amicitia estaban jugando con un juego de cocina, haciendo macarrones con queso (que se parecía a carne, pero tiene 7 años, dale un descanso). Amicitia los prueba y le dice que es lo mejor que probó desde el helado. Coradeen no sabe qué es el helado (ella es educada en casa y su tiempo de televisión es limitado, todo visto en el episodio 5). Amicitia le dice que vaya a buscar algo a la cocina, algo que se guarda en el congelador. Ella va a buscarlo, pero se detiene cuando sus padres entran y le piden que se vaya un momento. Ella se va mientras sus padres discuten sobre su matrimonio. Su padre insinúa sobre querer tener relaciones sexuales, lo cual es bastante sorprendente en un programa infantil, pero su madre no quiere hacerlo. Frustrado, sale de la cocina y cierra la puerta.

Los siguientes 8 minutos son varios intentos de Coradeen tratando de hornear nuevos alimentos para emular un helado, y ella tratando de colarse en la cocina para comer algo, aunque siempre es descubierta por su padre o su madre. Cerca del final del episodio, ella intenta entrar a la cocina nuevamente, en plena noche. Finalmente saca un bote de helado de vainilla del congelador. Cuando la abre, su padre entra y la ve con el helado. Se ve extremadamente enojado por un momento, antes de que su rostro cambie a una expresión más tranquila.

Él dice: “Quizás puedas ayudarme con mi problema. Ya que tu madre no quiere ayudar.” Él le hace un gesto para que la siga, y salen de la habitación, Coradeen todavía llevando el helado. “Si me ayudas, te contaré un pequeño secreto” le dice él.

La cámara permanece en la cocina, pero puedes escuchar a Coradeen gritando de dolor desde la otra habitación. Se hacen un par de planos a otras habitaciones de la casa, una donde se ve a Amicitia con una expresión de preocupación desde la habitación. Después de dos minutos de sus gritos, regresan; Coradeen con lágrimas corriendo por su rostro y su padre con una mirada de satisfacción en el suyo. Él la sienta a la mesa con su helado, ahora cubierto con un líquido rojo, y le dice “El helado siempre es mejor con una cereza encima”. El resto del episodio es ella comiendo el postre.

Este episodio me da maldito asco, me hace dar gárgaras cada vez que siquiera recuerdo su titulo. Ya no quería ver los últimos dos capítulos, pero me forcé. Solo les digo: Coradeen muere en los últimos dos episodios, no quiero dar descripción, es una cosa asquerosa y horrible, así que no entiendo porqué permitirían esto en un programa infantil. Este espectáculo no es más que una representación de una hija maltratada y abusada. Me alegro de que este espectáculo sea tan oscuro como lo es. Nadie debería ver esto, ni siquiera la serie para adultos más mórbida supera esto.

Actualización:

Alguien leyó lo que escribí, me pidió las cintas y yo se las di con ganas ya que me quería deshacer de ellas lo más rápido posible. Solo le di la condición de que no las filtrara de ninguna forma, pero que tampoco las destruyera, ya que son un documento único más allá de que sean una horribles depravaciones.

El sujeto me empezó a informar sobre cosas raras que encontraba en las cintas, y de un día para el otro, la policía entró al caso. Actualmente, la policía está investigando las cintas por la forma en que se retrató el material explícito, casi como si fuese un video-diario o algo así. Se tiene bajo la mira al amigo de mi madre, David, ya que ni la misma policía puede encontrar evidencias de que SprigganTV haya existido alguna vez; ninguna de las personas que aparecen en los créditos del programa son personas reales; y no hay un animador conocido que haya hecho una animación similar a la del programa.

Lo que me dejó temblando es el hecho de que David había tenido una hija que había muerto en 2003 a los ocho años, y que David era conocido por dibujar sus propias tarjetas navideñas para sus amigos usando un estilo similar al del programa… Lo peor es que el padre en el programa es sorprendentemente parecido a él.

— Via Creepypastas

Total
0
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Related Posts
Asesinos del Zodiaco

Dulce o truco

A Martín le tocó este Halloween la tediosa labor de acompañar a los niños del vecindario en su…
Read More
Asesinos del Zodiaco

La sayona

Cuenta la historia que hace mucho tiempo vivía una mujer muy hermosa llamada Melissa. Desde muy joven Melissa…
Read More
Allá afuera

Árbol Rosado

Había una vez un chico que vivía en una casa normal, con un patio normal, una recámara normal…
Read More
Asesinos del Zodiaco

El Ataúd Abierto

Escuchaba aquellos gritos, esos gritos impregnados de sufrimiento que me atormentaban cada noche; decidí que esos gritos no…
Read More
Asesinos del Zodiaco

Voces en mi Cabeza

El cuchillo cayó al suelo, junto a mis pies. Estaba manchado de sangre.Como mis manos.Observé durante breves instantes…
Read More
Un Misterioso Templo Oculto

El vestido azul

“Bueno, antes que nada quiero agradecer a quienes estén viendo esto y avisarles que es mi segunda narración…
Read More