El armario en mi habitación

Asesinos del Zodiaco
Asesinos del Zodiaco

-¿Quieres que te cuente algo que me pasa siempre?

-Sí, claro. ¿Qué es?

-Antes de decirte, déjame preguntarte algo.

-Por supuesto, pregunta lo que quieras.

-¿Crees en fantasmas?

-Puff ¿Qué pregunta es esa? ¡Claro que no! ¿Quién creería en algo tan absurdo y sin fundamentos?

-Ahh, supuse que dirías algo así, ya que no eres muy creyente. Bueno, déjame contarte algo que quizás te haga cambiar de idea.

Mi casa es algo peculiar, posee algo que la hace destacar entre todas. ¿Quieres saber qué es? Simple, es una casa muy antigua, de hecho es la más vieja del vecindario, pero a pesar de vivir solo eso no me incomoda. Aun cuando rechinan las escaleras por la noche sin que nadie pase por ellas, aun cuando el calentador de agua se enciende solo, exactamente a la misma hora: las 2:00 am todas las noches, ni siquiera cuando los utensilios en la cocina son colocados fuera de su lugar durante la noche. A pesar de que estos sucesos son extraños, nunca me he sentido incómodo con nada más que no sea ese armario que se encuentra en mi habitación, y aunque esta en mi cuarto nunca lo he utilizado.

-¿Qué? ¿Eso es todo? ¿Un simple armario?

-Tranquilo, déjame explicarte. Resulta que ese armario es una de las pocas cosas que aún se conservan intactas de los primeros dueños de esta casa. Sí, eso lo hace casi tan antiguo como la casa misma.

-¿Y qué paso con los primeros dueños?

Ni idea, nadie sabe nada. Aquí es cuando todo se vuelve más oscuro. Cada vez que me voy a dormir debo intentar lidiar con la presencia de este objeto. Recuerdo que una noche me fui a dormir normalmente, la oscuridad de la habitación era casi tangible y para colmo resaltaba más la incómoda presencia de aquel armario.

-¿Qué? ¿Cómo un armario puede tener presencia?

Espera, deja que te siga contando; recuerdo no haberle dado importancia y me recosté sobre mi cama. A las pocas horas de haberme quedado dormido desperté un poco confuso, pues pude escuchar como algo abrió la puerta del armario, por instinto abrí mis ojos, solo para percatarme de la oscuridad en el interior del armario cuya puerta estaba medio abierta.

No paso mucho tiempo hasta que dos puntos verdes brillantes sobresalieran del fondo negro en el armario, aquellos puntos eran los ojos de alguna criatura que decidió observarme. Esa noche me quedé mirando impactado, sin saber que hacer. Él, rompió el cruce de miradas en el momento que sacó una mano, que describiría como la de una bruja sólo que la proporción de sus dedos era mucho mayor que la de una persona y el color de su piel era oscura, casi gris, para mi fortuna esa mano tomo la puerta del armario y la cerro llevándose consigo esa pesadez en el ambiente.

A pesar de haberse ido, no pude dormir en toda la noche.

-¡Bah! No te creo tío.

-Escucha, déjame terminar. Una vez salió el sol, me recosté sobre la colcha y algo cansado pensé, que quizá esa no fuese la primera vez que aquella criatura me observaba durante la noche, me pregunté, ¿Qué será lo que quiere? Bueno, no importa que quiera, no iba a darle la oportunidad de acercarse más. Tomé el armario y lo saqué a la sala de estar. Decidí no arrojarlo a la basura ya que tuve algo de respeto por ese objeto que llegó a esa casa antes que yo. En fin, ojalá alguien me hubiese dicho que ese seria un grave error.

Me fui a dormir luego de un día normal. Entrada la noche, no logro recordar la hora, me desperté con una sensación horrible de ser observado, mire hacia la puerta y pude ver una criatura de aspecto bastante mórbido y andrajoso.

Era alto y algo jorobado, su cuerpo estaba desnudo y su piel era gris, pude reconocer que era lo mismo que me acechaba la noche anterior ya que sus manos lucían iguales, y sus ojos eran del mismo color verde brillante. Un detalle más, era que tenía una larga cabellera negra, pero lo que más me dejó perplejo fue que su rostro era similar al de una persona sólo que más abultado en la frente y estaba cubierto en la parte inferior con lo que parecía ser la mandíbula del cráneo de un perro.

Mi asombro fue inmediato mientras que ese monstruo estaba en el perfecto momento para atacarme, pero sólo se quedó mirándome durante el resto de la noche, hasta que en un momento dado salió el sol y la criatura desapareció.

-Bueno, si es cierto lo que me dices, entonces lo que debes hacer, es quemar ese armario.

-Mmm, así que me has creído.

-Puff, nunca creería algo así. Es sólo que pareces algo desesperado, por eso te ayudaré.

Tras llegar a la casa, montaron el armario en su auto y lo llevaron a un terreno apartado. Luego rociaron con combustible el antiguo objeto, encendieron una cerilla e hicieron arder el armario, se quedaron observando como la madera era consumida por las llamas y en ocasiones podían jurar que escuchaban el llanto de una bestia, desde las entrañas del objeto envuelto en fuego.

Han pasado alrededor de 1 semana desde que mi amigo Ricardo me contó sobre ese armario, no lo he vuelto a ver desde le prendimos fuego. Ricardo fue reportado como desaparecido, y yo por mi parte, no es que hubiese creído su historia pero, dos días después de su desaparición, me dirigí a ese terreno que habíamos elegido para quemar el armario y para mi sorpresa no había nada. Ni restos del armario, así como tampoco marcas de quemadura en el suelo, era como si nunca hubiese sucedido nada, así que decidí ir a casa de Ricardo, pues sospechaba que encontraría algo allí, además no tengo idea de por qué, pero algo me decía que todo se debía ese armario o lo que fuese que se encontrase dentro de él. Llegué a la casa, entré a su habitación y encontré el mismo armario de madera viejo que había visto ese día, que con seguridad había quemado.

Algo extraño me pasó, me sentí incómodo. ¿Sería esto ocasionado por el armario? No, no puede ser, mejor dejo de darle vueltas al asunto. Así que lo deje allí y regrese a mi departamento, abrí la puerta, me quité el suéter y entré a mi habitación. Lastimosamente me encontré con una desagradable sorpresa, era ese antiguo y empolvado armario colocado cuidadosamente en la esquina de mi habitación. A decir verdad me espanté, y no me fiaba de él para nada, ademas cómo rayos había llegado hasta allí. Asustado, tomé una carretilla y lo saqué fuera dejándolo en el depósito.

Tras caer la noche me fui a dormir. Disfrutaba de mi sueño en la tranquilidad de mi habitación cuando sentí la necesidad de abrir los ojos, me senté sobre la cama contemplando la oscuridad de mi alrededor, y ante mis ojos la criatura descrita por Ricardo apareció. Esta vez parecía tener un cráneo humano que adornaba su hombro izquierdo, quiza ese cráneo fuese de Ricardo. A pesar de que pudo haberme atacado en cualquier momento, sólo se quedó mirándome a los ojos de una manera muy penetrante, y en el momento de salir el sol, este desapareció. No intente dañar el armario, ya que supuse eso fue lo que lo molestó la última vez. Han pasado algunos días y he descubierto que huir es inútil. Me he alojado en varios hoteles, todos diferentes, pero a cada uno que voy siempre aparece y cada vez se acerca mas.

He soportado 2 semanas y 5 días. Hoy es jueves, ya no hay nada que lo evite. La noche anterior estaba a solo centímetros de mi cama, es muy probable que esta noche me alcance. Lamento no haberte creído al principio Ricardo. Creo que yo seré el cráneo que adorne su hombro derecho, esperaré mi destino ya que no hay mucho que pueda hacer. Ah si, antes de que lo olvide, descubrí algo sobre él, parece ser que todo comienza una vez te das cuenta de su existencia, así que la próxima vez, que sientas que alguien te observa en la oscuridad de tu habitación, quizá lo mejor para ti sea, no abrir lo ojos, pues una vez sabe que lo has visto, se obsesiona contigo y no hay nada que lo detenga. Recuerda bien lo que te he dicho. Bien, dejo grabado este mensaje con el objetivo de que las personas sepan que es lo que le sucedió a Ricardo y a mí. No los culpo si no me creen, ya que yo tampoco lo hice al principio… Son las 10:00 pm, hora de dormir.

Adiós a todos.

2 meses despues…

-Usted qué cree, jefe. ¿Será real esta grabación?

-Es real, de eso no hay duda. Sin embargo, la existencia de un ser como el mencionado en esa grabación es imposible.

-He investigado un poco y encontré los llamados avistamientos de criaturas similares. Lo curioso es que todos ellos han sido en África, muy lejos de Sudamérica. Los pobladores los llamaron: Wat Bene Dra (Quien viste huesos). Los describen como un espíritu maligno humanoide con extremidades largas, que viste los huesos de quienes mata. Según ellos, habitan en lugares oscuros esperando a su presa.

-Lo felicito, su habilidad de investigación ha mejorado mucho. Sin embargo, existe la posibilidad de que sea un asesino en serie, el cual se aprovecha de esta leyenda para cometer sus fechorías.

-¿Y si no es este el caso?

-Entonces estamos hablando de un espíritu maligno que ha perpetrado un asesinato, lo cual resulta poco creíble.

-Hmm, tiene razón. ¡Oh jefe! Un detalle mas, los bienes del hombre desaparecido, identificado como Carlos Herrera, han sido tomados por su familia, a excepción del armario del cual hablaba en la grabación, creo que habrá sido por miedo a que fuese real la criatura, así que lo donaron como evidencia. Lo revisé pero no hallé nada fuera de lo usual, sólo es un armario viejo.

-Pues en ese caso porque no te quedas con él. ¿O es que acaso le tienes miedo?

-¿Miedo? No para nada, algo así es muy absurdo y sin fundamentos. La existencia de algo así es imposible. ¿Verdad?

________________________________________________________________________________ Autor: GeorgeVene17

— Via Creepypastas

Total
0
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Related Posts
Asesinos del Zodiaco

Baal

Baal, cuyo nombre significa literalmente “Señor”, es uno de los demonios más extraños que habitan en el Infierno.…
Read More
Asesinos del Zodiaco

Happy Halloween

Las personas estaban alarmadas, los sucesos extraños eran algo que era muy común en esa ciudad, sobretodo si…
Read More
Asesinos del Zodiaco

Richard Ramirez

Algunos psicólogos calificaron a Ramírez como un asesino fuera del grupo de los asesinos. El “merodeador Como la…
Read More
Allá afuera

SCP-1833

Ítem # :SCP-1833 Clasificación del Objeto :Euclid Procedimientos Especiales de Contención :SCP-1833 debe ser contenido en un casillero…
Read More
Allá afuera

La fotocopiadora

Estás solo en el trabajo, cuando de repente oyes una fotocopiadora. Caminas a ver qué ocurre y observas…
Read More
Asesinos del Zodiaco

Perro blanco

Al principio pensé que era solo un animal común y corriente, pero estaba equivocado… Un día estaba merodeando…
Read More
Allá afuera

SCP-500

Ítem # : SCP-500 Clasificación del Objeto : Seguro Procedimientos Especiales de Contención : SCP-500 se debe almacenar…
Read More
Asesinos del Zodiaco

No estoy solo

Me sigue persiguiendo tercamente, aunque sabe muy bien, que no me encontrará. Escaparé por siempre, y continuará acechándome.…
Read More