El ángel de tres ojos

Allá afuera
Allá afuera

En el mundo, nació un ángel de tres ojos, con un ojo que podía ver el pasado, un ojo que podía ver el presente y un ojo que podía ver el futuro.

En el primer día, los residentes se congregaron para observar mientras el ángel abría su ojo hacia el pasado. Vio todos los horrores que habíamos sobrevivido y causado: el derramamiento de sangre, los asesinatos, las duchas de gas, el abuso sin sentido y los siglos de conflicto. Derramó una sola lágrima por cada víctima, hasta que había llorado tantas lágrimas que su ojo se pudrió.

En el segundo día, se esparció la palabra hacia las villas cercanas, y estas se unieron a los residentes locales para observar al ángel abrir su ojo hacia el presente. Vio las guerras en el medio oriente, la hambruna en el sur, la corrupción y la codicia. Una vez que lo había visto todo, se cosió su ojo para que nunca se volviera a abrir de nuevo.

En el día final, una multitud de miles se había amasado en las puertas para observar al ángel de tres ojos mientras abría su ojo hacia el futuro. Solo tomó un instante antes de que el ángel gritara, alzara su mano y se arrancara el ojo.


Publicado por: HeroWithoutHeart
Kingdom-hearts-gif-20
<Kingdom Hearts>
— Via Creepypastas

Total
0
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Related Posts
Asesinos del Zodiaco

Estoy feliz

Antes estaba triste al ver los cuerpos de mis familiares deformados, pero ahora ya no, desde que me…
Read More
Asesinos del Zodiaco

Boca Divertida

* bocadivertida se ha unido a #ConsultaDeVentas **bocadivertida:** hola a todos esta noche **bocadivertida:** me gusta lamber la…
Read More
Asesinos del Zodiaco

Un mendigo

Hay un mendigo que vive en nuestra vecindad, en Queens. El antes pedía dinero, pero un día empezó…
Read More
El Puente Negro

El Gritón

Una noche, cuando regresaba de uno de mis paseos; venía desde allá por el rastro, cuando pasé por…
Read More
Allá afuera

Dias Oscuros

Quizás no debimos golpear tan fuerte. Quizás debí contenerme un poco. Pero ya nada se podía hacer, mientras…
Read More