El Acompañante

Asesinos del Zodiaco
Asesinos del Zodiaco

La frialdad de aquella tormentosa noche, me susurro que no me iría nada bien; Al pensarlo detenidamente —¿que mas, me podría ocurrir?— me he quedado botado unas cuadras antes de llegar porque el auto no pudo frenar patinó con fuerza golpeándome y dejándome sin sentido antes de llegar a la casa de mi abuelo que vive solo y para colmo no esta o tal vez este dormido no sé, aunque entrar no me fue un problema ya que dispongo de una llave personal, la energía eléctrica fue cortada seguro que fue culpa de la violenta lluvia aunque los relámpagos me dan la posibilidad de no quedarme en la oscuridad total, cierto mi móvil se quedo sin batería tal vez se apago por culpa del agua, claro, si lo pongo de esta manera ya nada me podría salir peor esta noche.

A pesar de la de eso el extraño susurro del viento insiste con aquella advertencia que ignoro sutilmente al entrar, camine por los fríos pasillos de la vieja casa del abuelo, aunque vive solo siempre he tratado de acompañarlo, pero nunca antes sentí esta frialdad tan desesperante y que decir de ese sentimiento oprimido, si, sentir que alguien me sigue con la mirada, a pesar que voltee varias veces y no pude ver a nadie, aunque eso debería ser lo correcto ya que mi abuelo debería estar descansado en el segundo piso. Pero ese escalofrío de ser observado desde la oscuridad, llenaban mi cabeza de ruidos extraños, sonidos estruendosos como si fueran risas combinadas con los violentos golpes de la lluvia en las ventanas…

Esto hacia que s cada paso el miedo me consumiera, si, ese miedo que obligaba a mi corazón palpitar aceleradamente al punto de ser casi violento, ese que obligaba a mi piel ruborizarse a cada paso, ese maldito miedo que hacia recorrer un sudor frío por mi rostro, mientras avanzaba por el pasillo, que especialmente hoy era mucho mas extenso.

Luego de recorrer el camino, subí inmediatamente a la habitación de mi abuelo a darle aviso de mi llegada.

—Buenas noches abuelo, acabó de llegar — dije, sin encontrar respuesta así que obviamente considere que estaba dormido o bueno eso es lo que me permitieron ver los relámpagos.

Ya en mi habitación, un extraño llanto se empezó a escuchar desde el primer piso un extraño miedo me consumió así que baje rápidamente al escuchar la voz de mi abuelo, corrí hasta llegar a la sala. Lugar donde podía escuchar el llanto de mi abuelo junto con el de mis hermanos pero no entendía porque no podía verlos, solo escucharlos era desesperante….

— Cálmate, ya te acostumbrarás — dijo la voz de mi abuela, que baja las escaleras.

—¿Que quieres decir?

Aquella sombra se acerco a mi de forma maternal y me susurro — tranquilo hijo, ya estas muerto así que ahora podrás hacerme compañía a mi.

— Via Creepypastas

Total
0
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Related Posts
Asesinos del Zodiaco

No estoy solo

Me sigue persiguiendo tercamente, aunque sabe muy bien, que no me encontrará. Escaparé por siempre, y continuará acechándome.…
Read More
Asesinos del Zodiaco

Saliendo de Casa

Era una noche muy fría, estaba helando demasiado, mis padres habían salido. Estaba yo solo sin nadie a…
Read More
Asesinos del Zodiaco

Te estoy observando

Me gusta observarte. Es realmente divertido, lo hago a todas horas. Eres un humano muy interesante, vives estresado…
Read More
Asesinos del Zodiaco

Mujer desconocida

En diciembre de 1877, la “Gaceta Médica Británica” publicó un artículo sobre el caso de una mujer desconocida…
Read More
Asesinos del Zodiaco

Sandrita

Esto pasó en Mendoza, Argentina, vivida por una familia entera, por culpa de una muñeca… ¿diabólica? Eso no…
Read More
Allá afuera

El monje sin cabeza

Esta leyenda proviene de Barranco, un hermoso distrito histórico de Perú. Tiempo atrás, había un religioso con muy…
Read More