Una experiencia espiritual

Un resplandor iluminó el cielo en toda la ciudad, era una luz tan viva y brillante que me cegaba, sin embargo esto no era de manera alguna un hecho increíble, no obstante que aquel resplandor me transportaba a sitios desconocidos e incomprensibles si que era algo fuera de serie, viaja por universos brillantes que palpitaban de tal forma como si estuvieran repletos de una gran vitalidad, aquellos sitios emanaban una paz indescriptible, por supuesto ajena a cualquier experiencia de felicidad corpórea, todo en estos sitios fluía, fluía como un torrente de agua pero constituyendo un todo inmaterial que rebasaba los sentidos humanos y daba cuenta de tan limitados eran razón por la que me es imposible explicar y comprender todo aquello, me desplazaba entre centenares de dimensiones como esta, pero a medida que lo hacia de alguna forma me sentía libre de las ataduras temporales y una tranquilidad inexplicable inundaba todo mi ser!
Una experiencia espiritual

Un resplandor iluminó el cielo en toda la ciudad, era una luz tan viva y brillante que me cegaba, sin embargo esto no era de manera alguna un hecho increíble, no obstante que aquel resplandor me transportaba a sitios desconocidos e incomprensibles si que era algo fuera de serie, viaja por universos brillantes que palpitaban de tal forma como si estuvieran repletos de una gran vitalidad, aquellos sitios emanaban una paz indescriptible, por supuesto ajena a cualquier experiencia de felicidad corpórea, todo en estos sitios fluía, fluía como un torrente de agua pero constituyendo un todo inmaterial que rebasaba los sentidos humanos y daba cuenta de tan limitados eran razón por la que me es imposible explicar y comprender todo aquello, me desplazaba entre centenares de dimensiones como esta, pero a medida que lo hacia de alguna forma me sentía libre de las ataduras temporales y una tranquilidad inexplicable inundaba todo mi ser!que sensación indescifrable¡.

De repente todo esto cesa de manera abrupta, me encuentro en un sitio diferente, veo ruinas, ruinas lúgubres de lo que parece ser un palacio viejo, devastado por el paso de los siglos, el lugar estaba vació, sin nadie, sin nada completamente solo, mi cuerpo regresaba a la normalidad, a sus limitaciones corporales,a tras había quedado la tranquilidad y la libertad absoluta que sentía hace unos cuantos segundos ¿que estaba pasando? al rededor de esta pregunta divagaban mis pensamientos, cuando a lo lejos veo una pequeña, tenue y frágil luz que se quebrantaba, me encamine asía a ella, a medida que avanzo todo se torna oscuro, la temperatura desciende a gran velocidad hasta que el clima allí se torna helado, esta sensación térmica impregna de aburrimiento y pesadez todo el lugar, lo cual ejerce su efecto en mi, que ahora doy pasos lentos a la par que mi vista se pierde en la lejanía, dispersa sin posarse en algún punto especifico de estas penumbras. A media que avanzo, cada paso me cuesta mas, siento que sobre mis hombros se tiende una pesada carga, mientras sigo avanzando este peso aumenta no solo sobre mis hombros, también me atraviesa el cuerpo entero hasta que lo siento irrumpir mi espíritu en el que se esparce como un denso vapor mientras aquello me inunda percibo que toda esperanza a la que me aferre en algún momento se esfuma y es reemplazada por océanos de emociones negativas que varían de odio e ira a la tristeza y la melancolía, la marcha que he emprendido se me hace ahora eterna, interminable, pero por demás sin duda insoportable, repleta de aburrimiento como una marche fúnebre.

Eso es! al final de este camino, me espera mi féretro, camino guiado por la parca hacia el infierno, por ello me derrumbo a cada movimiento, ahora percibo quejidos a lo lejos, quejidos extraños, débiles que siquiera parecieran ser emitidos con voluntad, emitían desesperación y melancolía, no obstante, no contenían dolor alguno, entre aullidos se presentan ante mi apariciones sombrías, rostros deformados de maneras repugnantes cuesta creer que aquellas aberraciones algún día fueron humanas,rasgos faciales que combinaban perfecto con sus cuerpos destrozados y deformados al igual que sus nauseabundos hedores que revolverían las tripas de cualquiera!pensar que en breve seria uno de aquellos miserables! no, en verdad no importa ya, me he resignado que así si, si así debe serlo!!!lo he descubierto!!! por fin!!!! no estoy en el infierno, el palacio, las ruinas, la decadencia, eso es! este sitio no es mas que mi reflejo, el reflejo de mi alma purulenta, de mi vida miserable. Un dolor indescriptible estremece todo mi cuerpo, mi corazón se destrozaba y de repente el resplandor que ilumino la ciudad entera regreso, pero esta vez disminuía hasta que se redujo al tamaño de una pequeña lampara, muevo mis ojos de lado a lado, del costado izquierdo veo a mi padre sosteniendo a mi madre que lloraba desconsolada, mientras que del lado derecho veo al medico que se dirige a ellos, sus palabras son ´´esto es serio, su organismo no va a resistir otra sobredosis´´

— Via Creepypastas