Pan tostado

Tostada quemada. Puedo oler la tostada quemada. Voy a la sala, noto cómo mis papás me observan y rescato la tostada. Ellos la huelen también. Se han dado cuento de lo que hice y me están mirando. He quemado la tostada hasta un punto irreconocible. La tiro al basurero, pongo a calentar otro pan y regreso a hacer mis tareas. Paso al lado de mis papás; no les hago caso. Hago más problemas de matemáticas, y el olor se siente de nuevo.
Pan tostado

Tostada quemada. Puedo oler la tostada quemada. Voy a la sala, noto cómo mis papás me observan y rescato la tostada. Ellos la huelen también. Se han dado cuento de lo que hice y me están mirando.

He quemado la tostada hasta un punto irreconocible. La tiro al basurero, pongo a calentar otro pan y regreso a hacer mis tareas. Paso al lado de mis papás; no les hago caso. Hago más problemas de matemáticas, y el olor se siente de nuevo.

He estado muy ocupado, muy ocupado. He quemado la tostada. Paso a un lado de mis papás. Saco el pan del tostador y lo tiro al basurero. Ya no cabe. Ya casi no hay pan. Camino a un lado de mis papás. La sangre está secándose en el suelo. Hago más problemas de matemáticas.

Se van a levantar. Van a venir por mí. Se han dado cuenta de lo que hice. Tengo que seguir quemando las tostadas, tengo que esconder la peste de carne putrefacta. Tengo que terminar estos problemas.

— Via Creepypastas