La niña del Algarrobo

Resulta que estaba de vacaciones en familia, con su madre, padre, hermano y ella. Se quedaron en una casa cercana al bosque. Ella dormía con su hermano en un camarote, dentro de una pieza relativamente pequeña con una ventana con cortina. Estaban durmiendo cuando mi polola se despertó viendo hacia la ventana. Había una especie de sombra de una niña de no más de 8 años; mi novia estaba paralizada, sin poder moverse.
La niña del Algarrobo

Resulta que estaba de vacaciones en familia, con su madre, padre, hermano y ella. Se quedaron en una casa cercana al bosque.

Ella dormía con su hermano en un camarote, dentro de una pieza relativamente pequeña con una ventana con cortina. Estaban durmiendo cuando mi polola se despertó viendo hacia la ventana. Había una especie de sombra de una niña de no más de 8 años; mi novia estaba paralizada, sin poder moverse. De pronto pestañeó y la sombra desapareció. Rápidamente se levantó de la cama para decirle a su hermano, pero estaba dormido y mirando hacia la pared. La curiosidad le ganó y fue a ver la ventana. Se asomó muy levemente y vio que el columpio del patio se movía como si alguien hace poco hubiera salido de él. Asustada, volvió a acostarse y se durmió después de unas horas.

Al día siguiente averiguó un poco sobre la casa, y solo descubrió que eran casas bastante antiguas, por lo tanto, ya tenían historia.

En la noche de ese día, antes de dormir, le contó lo que le había pasado la noche anterior a su hermano. Él no le creyó mucho y solo le dijo que era su imaginación. Se acostaron a dormir y a las horas más tarde, cuando mi novia despertó en la madrugada, apareció nuevamente esa sombra, pero había cambiado. Esta vez la sombra tenía sus manos apoyadas en la ventana y se veía el vapor de sus respiraciones. Mi polola gritó de susto y se escondió bajo las sábanas. Obviamente se despertó el hermano y preguntó que pasaba, Nuevamente le dijo lo de la niña, pero que apareció como pidiendo entrar a la casa. Con unos escalofríos se acostaron a dormir nuevamente.

La última noche en esa casa fue la peor… Lo mismo, se acostaban y dormían. De pronto, el hermano despertó a mi novia de un grito. Ella, al abrir los ojos, vio a una niña vestida como muñeca en la esquina de la habitación, sus ojos de color blanco brillaban y se notaba un tenso ambiente. Mi novia solo la vio por unos segundos, luego la niña giró la cabeza y se escuchó un fuerte ruido en la puerta, ambos miraron y al ver nuevamente en el lugar donde estaba la niña, esta no estaba. Ambos se levantaron y miraron hacia la ventana. Al columpio se le había roto una cadena. No durmieron en toda la noche. Estaban acostados en el mismo camarote de arriba, abrazados, muertos de miedo.

A la mañana siguiente el columpio seguía roto y ellos se vinieron para Santiago temprano.

— Via Creepypastas