Final Alternativo del cuento &quote;El Corazón Delator&quote; de Edgar Allan Poe

Luego de haberme declaradó culpable los sonidos cesaron y me vi encerrado en un hoyo profundo y muy oscuro, para cuando estaba analizando la situación escuche decir esas palabras -Jefferson Hope usted queda arrestado por homicidi- no lo dejé terminar y en el pánico las palabras escaparón de mi boca como lo haria cualquier presa de su cazador -¡NO! Me niego a ir a una comisaria- me acerque a uno de los policias y le grité en la cara con un rostro que demostraba un gran pánico -¡¿Usted de verdad cree que yo p-podria estar en una comisaria?
Final Alternativo del cuento &quote;El Corazón Delator&quote; de Edgar Allan Poe

Luego de haberme declaradó culpable los sonidos cesaron y me vi encerrado en un hoyo profundo y muy oscuro, para cuando estaba analizando la situación escuche decir esas palabras -Jefferson Hope usted queda arrestado por homicidi- no lo dejé terminar y en el pánico las palabras escaparón de mi boca como lo haria cualquier presa de su cazador -¡NO! Me niego a ir a una comisaria- me acerque a uno de los policias y le grité en la cara con un rostro que demostraba un gran pánico -¡¿Usted de verdad cree que yo p-podria estar en una comisaria?!- me miraron como si estuviera loco! no lo puedo aceptar… no puedo. Al cabo de unos minutos caí cansado y cuando desperté horas después e-estaba ahí en la ¡Carcél! -¡Hey! ¿Que hacen?… ¿Donde estoy?- miré a todos lados pero cuando mire al policia hablar con una hermosa mujer vestida de blanco por la ventana… V-vi… ¡Lo ví! -¡Viejo… Maldito viejo! ¡Fuera! déjame solo- todos me quedaron mirando incredulos sin saber que me estaba pasando y-yo me puse a tiritar y me dirijí al lavamanos y mojé mi cara me miré al espejo pero al hacerlo atras mío estaba el viejo pegué un grito, un gran grito, empuñe mi mano y atenté contra el espejo. El policia rapidamente fue a verme y me llevo a una oficina en la cual la señorita curó mi mano toda herida por los cristales del espejo. -Debe de estar loco para pegarle al espejó, si se odia deberia pegarse a usted mismo… (mientras me ponía unas vendas un chorrito de sangre salto a su brazo, hizo un gesto de asco y se limpió) Agh… y no al espejo- terminó de decir -Gracias por esto… ¿Pero usted de verdad cree que soy un asesino?- me miró seria, cerró los ojos y dijo -Señor Jefferson eh visto a varios señores como usted y si le da un ataque de locura, pues ya sabe porque esta acá- Quede sorprendido pocas palabras y muy directa -necesito llamar a mi abogado- tomé el telefono del policia y lo llame -Richard… ¡Richard!… -Por fin contesto -¿Que paso Jefferson?- dijo en tono serio y secó -¡Ayudamé! estoy en la comisaria, ¡No puedo quedarme aquí!… ¡Tienes que sacarme!- mis súplicas fuerón casi como gritos desesperados pero él se quedo tranquilo y pasivo -Jefferson voy para allá, pásame con el policia- lo pensé un momento y me sentí un poco mas tranquilo -ok- le respondí y pasé el telefono al policia -Diga…- apenas pude oír porque la señorita de blanco me sacó de la oficina. -Por cierto soy Anastacia Karnavagh trabajo en la medicina legal… Ahora le preguto que le hizo a ese viejo?- de un momento a otro me puse pálido y recorde al viejo… Su ojo… ¡Su maldito ojo!. Entré en pánico, comenze a sudar y toser, pero miré hacia la señorita Anastacia y seguía hablando… Y-yo solo grité y me dejé caer al suelo… -Señor Hope esta bien?… Señor Hope…- con suerte podía oír un poco, tenía los ojos entre cerrados y al abrirlos completamente vi entrar a Richard.

Rapidamente me puse de pie -¿Que hiciste Jefferson?… ¿Que hiciste?- lo miré incrédulo, por favo él no, que el no vaya en mi contra… -No hice nada Schneider, ¡Nada!- Richard soltó una leve carcajada -¿Estas seguro de eso, Je-ffer-son?- odiaba cuando hacia eso, y-yo no me pude contener y le dí un gran combo -Oíga, ¡Señor Jefferson!… Llevenlo a la celda- abrí los ojos de par en par… realmente estab furioso -Esté señor esta realmente loco- no lo podía creer no lo soportó -¡¿Jefferson?!- dijo Richard en tono dudoso apoyando su mano en mi hombro… Yo realmente estaba fuera de mí.

Por alguna extraña razón con solo mirar una carpeta la revolví dejando caer miles de fotos de la escena del crimen y ahí… Recordé todo -Ahh!!- escuché a todos decir y cuando levanté la vista sus cuerpos ya no existían solo se veia sangre en todos lados y sus corazones estaban tirados en el suelo los cuales guarde en una cajá de madera junto con el corazón del viejo.

~Devil Jin Ryu~

— Via Creepypastas