Escuché eso

La pequeña niña se encontraba jugando con sus muñecas, cuando al instante escucha la cálida y amorosa voz de su madre diciendo:“Ana¡, es Hora de comer¡ La cena esta lista¡".La niña,contenta y muy obediente abrió la puerta de su cuarto para dirigirse al piso de abajo donde se encontraría con su madre, entonces, la pequeña sintió como la jalaban del brazo, sintió un poco de miedo, pero lo tuvo mas al ver que era su madre, y esta al su vez le dijo:
Escuché eso

La pequeña niña se encontraba jugando con sus muñecas, cuando al instante escucha la cálida y amorosa voz de su madre diciendo:“Ana¡, es Hora de comer¡ La cena esta lista¡".La niña,contenta y muy obediente abrió la puerta de su cuarto para dirigirse al piso de abajo donde se encontraría con su madre, entonces, la pequeña sintió como la jalaban del brazo, sintió un poco de miedo, pero lo tuvo mas al ver que era su madre, y esta al su vez le dijo:

“No vayas cariño,yo también lo escuche”

— Via Creepypastas