El espíritu de la flauta: Vidientumte

Siempre pensé que yo era el de la buena suerte, a el que nunca le ocurría nada malo. Nunca llegué a equivocarme, pero hay veces en las que, cueste lo que cueste, tienes que admitir que cometiste un gran error. Los errores son cosas que te cambian, que te hacen crecer, que te ayudan a evolucionar como ser humano. Pero este fatal error no pude solucionarlo, aún no sé como sigo con vida.
El espíritu de la flauta: Vidientumte

Siempre pensé que yo era el de la buena suerte, a el que nunca le ocurría nada malo. Nunca llegué a equivocarme, pero hay veces en las que, cueste lo que cueste, tienes que admitir que cometiste un gran error. Los errores son cosas que te cambian, que te hacen crecer, que te ayudan a evolucionar como ser humano. Pero este fatal error no pude solucionarlo, aún no sé como sigo con vida. Mi ingenuidad y mi ignorancia me llevaron a límites imaginables. Ahora ya lo sé y, cada vez que me acuerdo, me sigo avergonzando:_ **él me ve y siempre lo hará** _.

La historia.

Mucha gente toca el piano, la guitarra: sea eléctrica o acústica, la trompeta, el saxofón, el clarinete. Pero yo toco la flauta dulce, sí, el instrumento más simple que puedes imaginarte. Es bastante fácil de aprender a tocar, es barato y además no es frágil, así que no se rompe con facilidad. Me gusta bastante buscar las notas por Internet, éste lugar que siempre uso contiene una gran variedad de canciones pasadas a notas de la flauta, a parte de canciones que ya de por sí, se tocan con éste instrumento u otros.

Como siempre, un día me dispuse a buscar nuevas canciones para aprendérmelas y luego, tocarlas. Tenía la flauta a mi lado, ya bastante vieja aunque aún, servible. Encontré un enlace en la página que, al parecer, desapareció al momento. Suerte que yo le dí al momento justo. Pensé que era uno de esos enlaces que llevan hay marcados mucho tiempo y son eliminados para poder añadir otros. Pero me extrañó observar que ese enlace nunca lo vi yo, ni se me mostró algunos de los otros días que entro en esta página.

Al volver a la pestaña abierta, vi una partitura con notas. Empecé a observar las notas y comprobé que era bastante simple y fácil de tocar. Tenía de título_ **Vidientum te** _, que me pareció latín y vendría a significar_ **viéndote** _o _ **te veo** _. Al empezar a tocar, sentí escalofríos, ardor en la parte de la garganta y el estómago, dolor de cabeza y me pareció que lo que tocaba me estaba destrozando los oídos. Era un sonido punzante y molesto, como ligeros pitidos con altos golpes en las orejas. No sabía por que no podía parar de tocar, el tiempo pasaba lento, cada vez más mareado y adolorido hasta el punto de casi desmayarme.

Casi a punto del desmayo, a la flauta le salió una enorme grieta. Se hizo como una explosión y la flauta salió disparada por los aires. Pronto reaccioné y conseguí ver como una sombra oscura, de aspecto demoníaco, salía por la grieta y se quedaba parada mirándome. La sensación era de malestar y dolor, pronto desapareció y al irse, cayó algo que parecía un papel. Lo agarré con pocas fuerzas y lo leí, parecía un poema:

  ''_ **Yo te veo, la sombra de tus más oscuras pesadillas, la maldad y el terror están en mí,** _

_ ** tú crees que eres perfecto, pero déjame decirte que te conozco mejor que nadie.** _

_ ** ahora tú me has invocado para hacerte sufrir, para seguirte y ahogarte de dolor hasta el fin.** _

_ ** No podrás escapar, a partir de ahora estaré atado a tu vida por siempre,** _

_ ** ¿no me sientes? Déjame decirte que yo sí, y que ya lo sabes: soy el espíritu de la maldad.** _

_ ** Lo siento pero te lo buscaste, ten cuidado y acuérdate que siempre hasta tu muerte,** _

_ ** yo estaré viéndote'​'.** _

VIDIEMTUM TE.

Aún no se que significa, pero siento que algo me observa todo el día. En mis sueños, veo la canción y la escucho. No puedo evitar ver en mi mente esa maldita palabra. Espero que nunca llegues a ver esa maldita partitura.

_ Me está viendo y puede que un día llegue a verte a TI. _

— Via Creepypastas