Una Noche De Horror

Muy pocos me creerán pero lo que les voy a contar es muy difícil para mi, ya que el solo hecho de recordar

Aquella-noche-en-el-bosque

me trae malos recuerdos, pero en fin
aquí vamos…

Todo comenzó un 17 de marzo hace 5 años cuando cursaba 4to año de la secundaria, recuerdo que estaba muy asustada porque me habían separado de curso con una amiga, ya que me es muy difícil relacionarme con los demás luego del primer módulo trajeron a una estudiante llamada Camila que se cambió de curso por razones X, como no había otro lugar libre la sentaron junto a mí, recuerdo que entablo conversación ella primero preguntándome como me llamaba conteste y nos hicimos amigas en muy poco tiempo y creo que eso fue el error más grande que cometí.

Era una chica alegre, compañerista, nos llevábamos bien por el solo hecho de que todo el mundo nos ignoraba, como en todo curso siempre estaba el chico por el cual todas moríamos ella, me confeso que él le gustaba e iba a confesársele, obvio a mí también me gustaba por lo que mi egoísmo me llevo a aconsejarle que no lo hiciera. Obviamente él no sabía que yo gustaba de él, pasaron 3 meses y una tarde de otoño él se me declaro, sabía que no tenía que decirle que sí, porque lastimaría a Camy (Apodo que le puse).

La verdad, no sé porque le dije que sí, tiempo después empezamos a salir, pero a escondidas, una noche Camy me invito a su casa a pasar la noche ya que sus padres estaban fuera y no quería quedarse sola, y, además dijo que me tenía una sorpresa, cuando llegue recuerdo que un olor a carne asada me llamo la atención, ella alegre como siempre me saludo y dijo que la sorpresa era que me hizo carne asada, por lo que ella sabía que era mi comida favorita, cosa que me llamo mucho la atención ya que nunca había sido tan generosa, no me negué y accedí.

Recuerdo que había una mesa rectangular, ella se sentó en una punta y yo en la otra, “Come” me dijo y corte un trozo, lo probé pero ella no toco su plato lo que me pareció extraño y deje de comer, !¡QUE COMAS! me grito y yo asustada le pregunte: ¿Qué te pasa?, con una respuesta clara me dijo: “Vos sabes lo que me pasa, me robaste a mi chico, lo querías solo para vos egocéntrica“, terminado de decir eso se levantó rápido, tomo un cuchillo y se dirigió hacia mí, rápidamente me levante y le dije:

“¡Estás loca, tienes algo en la cabeza! te voy a denunciar” después de eso, decidí irme a la puerta pero no pude salir porque había cerrado con llave, luego tuve que correr por la casa porque ella me perseguía diciéndome traidora, traidora una y otra vez sin dejar de repetirlo, llegue al sótano, recuerdo que unos gemidos provenían de ahí, entre y era Mati (mi novio y el chico del que ella gustaba) estaba en una camilla acostado boca abajo atado de pies y manos y la espalda le faltaban pedazos de carne.

En ese preciso instante recordé lo que Camy me había dado de comer, no lo soporte y vomite, rápido lo solté pero él no se podía mover, sentí que me jalaron del pelo, mire para atrás y ahí estaba ella, llore y suplique que ¿Por qué? ¿Por qué lo hizo? Y solo contesto “De esta no salís”, intente salir por la puerta, pero estaba trabada, entonces me dijo: “mira, esto es lo que tú provocaste” me fijo, y le chavo el cuchillo en la espalda a Mati, solo grito y no se movió más, “Tus padres volverán” le dije “y eso se acabara para ti” también le dije hundida en un llanto, “no lo creas” me contesto, “¿Sabes por qué no los conociste?” Me pregunto.

Y me dijo, mira ahí, en el sótano hay un congelador, lo abriré luego. Saco una bolsa con carne y una mano, mi comida favorita es también la tuya, luego se rió como nunca la había escuchado antes. Recuerdo que yo estaba en un rincón y allá me corto el pelo con el cuchillo, luego me sentó en una silla, me ato de pies y manos y me clavo el cuchillo en la pierna derecha una y otra vez.

Cuando por fin se cansó, cuando iba a apuñalarme la otra pierna una mano paso por su cuello, un bisturí y se desplomo sobre mí, y ahí estaba Mati, no lo podía creer, estaba vivo pero solo me miro y se rió, luego cayó al suelo, logre zafarme en medio de la desesperación y me tire al piso sobre él, por más que gritaba él no reaccionaba no podía caminar pero logre llegar a la puerta, me acorde de cómo se destrababa la puerta del sótano, desangrándome llegue a la sala, marque a la policía, solo les dije ayuda y me desmalle.

4 Días después despierto en el hospital, pregunte por Mati y solo mis padres lloraron y me abrazaban, nunca me sentí tan reconfortada, volví a preguntar por Mati y dijeron que estaba afuera esperándome, no lo creía ya que pensé que estaba muerto, luego entraron él y Camy, mi asombro fue tal que solo llore, cuando pregunte “¿Por qué estaban vivos?” Solo me dijeron “¿Por qué deberíamos estarlo? Pregunte qué había pasado y solo dijo Camy que me encontró en la puerta de su casa desmallada por haber perdido tanta sangre por las puñaladas en la pierna, nadie sabía lo que me había pasado, no lo creí, fue tan real que solo creí que estaba loca, luego de 4 años de terapia, aún tengo las incógnitas de que me paso ¿Por qué llegue así hasta su casa? ¿Nadie lo sabrá nunca? ¿Se esclareció todo fue un sueño? ¿Quién soy? ¿Quiénes son ellos? ¿Estaré loca? Lo único que me queda es una pierna robot que cada vez que la miro recuerdo esa noche tenebrosa y oscura.


Via Creepypastas


También te pueden interesar

Bajo la cama

Me encontraba con mis dos hermanos en mi habitación jugando mientras mis padres habían salido a cenar. Nos…