Terror en el chat

Aún solamente de pensar en lo cerca que estuve de morir se me ponen los pelos de punta. Todo ocurrió un día en que yo me quede por la noche sola en mi casa porque mis hermanos y mi padres habían salido todos a dar una vuelta y yo decidí quedarme en mi casa chateando. A las 3:00 de la mañana estaba tan aburrida ya de chatear en el mismo canal que entonces me llamo la atención desde ya hacía tiempo uno que se llamaba “#Tu_Muerte” y al que nunca había entrado porque me daba respeto pero qué diablos, no me iba a pasar nada así que entre. Puse mi nickname y cuando entre me salto una persona que quería hablar conmigo en privado.

-Hola ¿Cómo te llamas?

-Ylenia (le dije yo)

-Bonito nombre ¿de dónde eres?

-De Sevilla, barrio triana (le mentí)

-Sé que no eres de allí.

Extrañada le pregunte que como estaba tan seguro que no era de allí si él no me conocía de nada, a lo que él respondió:

-Sé que eres de las palmas de Gran Canaria y sé que no te llamas Ylenia. Te llamas Iris.

Me quede paralizada, ¿Quién diablos era esa persona que tanto me asustaba? Por un momento llegue a pensar que era alguno de mis amigos de otros canales haciéndome una broma….Pero.. ¿Quién? Si era ya de madrugada y todo el mundo ya estaba durmiendo. Muy asustada le pregunte quien era a lo que él me respondió:

-Tu muerte.

Me asuste tanto que apague el ordenador sin pensarlo. ¿Quién era esa persona? ¿Qué quería de mí? ¿Realmente era mi muerte? Ya más relajada me fui a la cama, al cabo de unos minutos oí como la puerta de la entrada se abría. Pensé por un momento que eran mis padres y mis hermanos, pero al oír como la puerta se cerró de un portazo empecé a dudar. Me levante sigilosamente con apenas aliento y asustadísima y dije en un tono de voz tembloroso.

-¿Mamá? ¿Papá?

Pero cuál fue mi sorpresa…Un hombre que vestía todo de negro, con los ojos rojos y de aspecto viejo se dirigía hacia mí con un hacha en la mano. Corrí rápidamente hacia mi habitación y me escondí en un armario que estaba empotrado tras la cama y de la que muchas veces me había escondido allí jugando al escondite con mi hermano. Espere y espere y cuando me propuse a salir de allí sentí como de un golpe muy fuerte la puerta se abrió y sentí como alguien había entrado a mi habitación. Oía ruidos espantosos y risas tenebrosas, que al poco tiempo fueron desvaneciendo; pero aun así no quise salir de aquel incomodo armario durante toda la noche. A la mañana siguiente mi hermano abrió el armario.

-¡¡¡Te encontré!!!

No sabía que decir en esos momentos. Le explique todo lo sucedido a mi madre, que no paraba de decir que eso fue solamente una pesadilla, y esa misma noche lo volví a oír el ruido de la puerta, los ruidos espantosos, las risas tenebrosas y de echo aun lo oigo. ¿Estaré a salvo del todo? Lo único que sé es que ahora vivo en una casa de acogida porque noche por noche un familiar mío moría por causas extrañas. Desde entonces esa casa está encantada y quien entra allí no sale vivo nadie…. Nadie excepto yo. Aún hay noches en las que tengo pesadillas que me veo a mí corriendo bajo la lluvia encharcada de arriba abajo de sangre y con un hacha en la mano.


Via Creepypastas


También te pueden interesar

SCP-038

Ítem #: SCP-038 Clasificación del Objeto: Seguro Procedimientos Especiales de Contención: SCP-038 debe ser regado dos veces por…

Viejo McDonald

Estoy seguro que muchos de ustedes han estado en un recién remodelado McDonald. Posiblemente uno con un McCafé. Pero,…

Locura

Hola, déjame presentarme. Soy ese que se esconde debajo de tu cama, soy eso que escuchas en la…