talasofobia:Miedo a lo profundo

Siempre le he tenido miedo al mar, y con justa razón, nunca puedes saber cuándo este podría arrastrarte, o lo que se encuentra en el, suelo tener sueños frecuentes en los que me veo ahogándome en el mar, es de las peores sensaciones que he podido sentir, como un frio extremo atraviesa mi cuerpo y el agotamiento acaba con mi mente, ese día pensé “hey, esto podría ser una buena idea”, Ja…si… que estúpido, mi amiga Apanie me invito a visitar a visitar a su abuela, le dije que si, para eso están los amigos.

-¿en avión?.

–No, no hay aeropuertos allí.

-¿en auto?.

–No, aunque tuviéramos gasolina ilimitada y llegaríamos en semanas sin contar todos los giros, subidas y bajadas.

— La única forma de llegar seria por medio de un bote.

Al oír esas palabras mi mente quedo en blanco, no sabía que responder, solo puede hacer un sonido débil de acierto y aprobación se supone que nos tendríamos que ver esa tarde, yo lleve mis maletas y me prepare hasta lo imposible para cualquier situación que se podría presentar, comenzó el viaje, el bote era largo y muy ancho, pero no alto, lo que causaba una sensación de claustrofobia intensa, al momento de zarpar al destino tuve mucho pánico y me sentía enormemente nervioso, mi estrés estaba por las nubes, no podía respirar y lo único que hice fue hacerme bolita y rezar.

A la mitad del viaje Apanie pregunto qué porque estaba tan nervioso, le dije que solo eran nauseas, conociéndola esparciría mi secretito a toda la galaxia, al cabo de un rato me dijo que saliera de la cabina para poder disfrutar del viento y las vistas, confiado me dirigí a ella y en un abrir y cerrar de ojos resbale y me caí en la cubierta, ya que estábamos en la popa del bote, Apanie solo tuvo que patearme para caer al agua, y eso fue lo que hizo.

Al salir del agua solo pude ver una mueca de felicidad en la cara de Apanie mientras disfrutaba ver como suplicaba para que me dejara subir en el bote, mi corazón latía a mil por hora mientras veía como el bote se alejaba.

Me que callado llorando, sabiendo que iba a morir allí… mis pesadillas se hicieron realidad, mi mente no me funciono, solo podía pensar en ¿PORQUE?, ella y yo somos amigos desde el kínder como podría hacerme algo así, sin ningún motivo o explicación.

Ya no importaba, iba a morir por agotamiento o hipotermia, durante ese lapso de tiempo puede sentir y escuchar cosas que jamás olvidare, cosas y sonidos que solo pensaría una mente retorcida, tenía visiones de moustros tragándome como si solo carnada despedazándome y peleando por ver quien sacaba de mí el trozo mas grande.

No podía mas mi mente y mi cuerpo simplemente no soportarían más de esto, estaba fatigado, en mis últimos esfuerzos por mantenerme a flote, ocurrió algo bueno, sentí una mano en mi cachete y escuche una voz suave decir “Todo esta bien, ya paso, ya paso yo estoy aquí”.

Mientras me hundía poco a poco vi un breve resplandor de luz, seguido de una extensa oscuridad, desperté, todo fue un sueño…No… una pesadilla. Estaba sudando de forma incontrolable y mis pupilas estaban rojas y débiles. Me di cuenta de que estuve dormido mas de 6 horas, decidí tomar un baño y luego tomar un café, Despues de sentarme a pensar y tranquilizarme, recibi una llamada, era de Apanie… me pregunto si le podía acompañarla a visitar a su abuela.

También te pueden interesar

SCP-867

Ítem: #SCP-867  Clase de Objeto: Euclid Procedimientos Especiales de Contención: Los Especímenes de SCP-867 han de ser almacenados en la…

SCP-572

Ítem #: SCP-572 Clasificación del Objeto: Euclid Procedimientos Especiales de Contención: SCP-572 debe conservarse en una caja fuerte…