Sueño recurrente

Ssueñoo

El titánico rostro diabólico flota en el cielo nocturno. Su tamaño y distancia son imposibles de precisar; kilómetros, tal vez miles, tal vez millones de ellos.

Sus horribles y colosales ojos miran al mundo con desprecio; sé que a continuación abrirá sus fauces cósmicas y engullirá todo lo que existe.

Pero no siento miedo. Se trata de una vieja pesadilla que me acosa desde niño y pronto despertaré.

Sin embargo, algo es distinto en esta ocasión: mi esposa me toma por el brazo y entre bostezos me pregunta qué demonios hago de pie a estas horas de la madrugada y de frente a la ventana. Me pide que vuelva a la cama.


Autor: Carlos Cantu


Via Creepypastas


También te pueden interesar

La viuda blanca

Hace mucho tiempo, en un archipiélago llamado Nantucket, ubicado en la isla de Massachusetts, se encontraba un mansión…