Atras de la Puerta

Himno a la soledad

Saludos, agradable y suave Soledad, Compañera de los piadosos y sabios; De cuyo sagrado y penetrante ojo Huyen los tontos, manadas de villanos. ¡Ah! Cómo adoro caminar a tu lado, Y escuchar tus palabras susurradas, Impartiendo verdad e inocencia En todos los corazones obstinados. Mil formas puedes adoptar con facilidad, Y en cada forma otorgas tu bondad. Ahora envuelta en algún sueño misterioso, Tomas la silueta de un solitario filósofo; Ahora vuelas rápido de la colina al valle, Y barres el...
Atras de la Puerta

Cuando cae la noche

Cuando en la noche te envuelven las alas de tul del sueño y tus tendidas pestañas semejan arcos de ébano, por escuchar los latidos de tu corazón inquieto y reclinar tu dormida cabeza sobre mi pecho, ¡diera, alma mía, cuanto poseo, la luz, el aire y el pensamiento! Cuando se clavan tus ojos en un invisible objeto y tus labios ilumina de una sonrisa el reflejo, por leer sobre tu frente el callado pensamiento que pasa como la nube del mar sobre el ancho espejo, ¡diera, alma mía, cuanto deseo...
Atras de la Puerta

Dos caras

Un día cualquiera de verano el circo llegó a un pueblo cercano Malabaristas, payasos y trapecistas hacían trucos los muy artistas para que al circo tú asistas. Los niños reían y llenos de emoción acudieron escuchando el pregón. Entre actuación y actuación los payasos entraron en acción- Todos reían por la diversión. Algo oculto fuera de la carpa había, miraba por un roto que el entoldado tenía. Su amarillento ojo como loco se movía observando a la gente que al circo acudía. Era tarde y...
El Kraken (Poema)

El Kraken (Poema)

Bajo los truenos de las superficie, en las grietas del mar abismal, el Kraken duerme su antiguo sueño sin sueños. Pálidos reflejos se agitan alrededor de su oscura forma; vastas esponjas de milenario crecimiento y altura se inflan sobre él, y en lo profundo de la luz enfermiza, pulpos innumerables y desmedidos baten con brazos gigantescos la verdosa inmovilidad, desde secretas celdas y grutas maravillosas. Yace ahí desde siglos, y yacerá, cebándose dormido de inmensos gusanos marinos hasta...
Atras de la Puerta

El poema negro

Cuando moría, me enlazó en su brazo Cual un reptil de palpitante raso, Y con voz afiebrada y lastimera, Me dijo que cual última terneza, Y en recuerdo de toda su belleza, Me dejaba su blanca calavera… Que robara a la hambrienta sepultura Ese último jirón de su hermosura, Que una lívida amante me sería, Y en mis horas alegres o de duelo, Su alma, descendiendo desde el cielo, A través de sus cuencas me vería… Pasa el tiempo… el ave silenciosa Del recuerdo voló sobre su fosa, Llamándome a...
Atras de la Puerta

Sin ti (poema)

Sin ti he pasado noches muy oscuras, no me he sentido tan mal, nunca.
Rosa Oscura

Rosa Oscura

Puedo sentir el peso de tu mirada; me provoca una angustia desgarrante. Sé que juegas conmigo y te divierte. Tus miles de rostros asedian mi mente como una lluvia incesante de imágenes aterradoras, pero al mismo tiempo llenas de belleza, una belleza oscura y sobrenatural. Pasas a mi lado con una elegante delicadeza, con una sonrisa capaz de derretir el más frío invierno. Tu voz de ángel oscuro me induce en un trance extasiarte. Me haces sentir la necesidad de creer en tus mentiras, eres tan...
Atras de la Puerta

En la noche (Poema)

¿Cruel? ¡Creo que nunca hubo una trampa más infame y agotadora que esta! No es un sueño, así lo decía mi corazón, con la sobria certeza del despertar. ¿Sueños? Yo conozco sus rostros, en apariencia agradables; vaporosos, adornados de alas multicolores; He tenido sueños antes, y esto no es soñar. Llega la luz del día, y la alegría cubre mi pesar.
Atras de la Puerta

El poema de mi amigo Tomino

Tomino´s Hell es el nombre de un poema japonés. La leyenda cuenta que quién lo recita en voz alta muere. Escrito por Yomota Inuhiko y publicado en un libro de poemas llamado “The heart is like a Rolling Stone” sobre 1919, oculta un terrible secreto.
Atras de la Puerta

Mi bendita maldición

Mañana de fría lluvia, como fría se encuentra mi pobre alma; Celestes lágrimas que purifican la tierra, bañando sus seres… La ansiada luz solar se oculta, cautiva entre nubes Permitiendo a Eolo desplegar la fuerza del gélido viento. Aroma suave a tierra mojada, Fugaz y cristalino el sonido del agua Borra las tenues huellas de aves ausentes.