Muñequita ojos de botón

Querido diario:

Mi nombre es Lucy y hoy es mi cumpleaños número ocho, mamá me ha organizado una fiesta sorpresa, la verdad estuvo de maravilla, me dieron muchos regalos y el pastel estuvo delicioso, mamá me regalo este cuaderno que es muy bonito, la pasta es de color rosa y tiene estampados de mis caricaturas favoritas, mi papá no pudo darme mi regalo hoy ya que cuando fue a comprarlo, la tienda ya estaba cerrada, pero me prometió que mañana me llevaría para que escogiera mi regalo, estoy muy emocionada, ya quiero que sea mañana.

Querido diario:

Papá me llevo a escoger mi regalo tal como me lo había prometido, me levante temprano y fuimos a una tienda enorme, al entrar me quede fascinada, ¡había muchos juguetes!, en cuanto entramos corrí luego luego para ir a buscar mi regalo, la verdad es que no sabía que escoger ya que había muchos juguetes y todos me parecían hermosos, hasta que vi uno que llamo de inmediato mi atención, era una muñeca de trapo, su piel era blanca, sus ojos eran de botones azules y tenía una hermosa sonrisa, estaba sentada en una repisa algo alta, corrí a donde estaba papá y le dije que quería esa muñeca, papá le dijo al señor de la tienda y se la compro, regresamos a casa, al llegar corrí de inmediato a mi habitación con mi nueva muñeca y pase el resto de la tarde jugando con ella.

Querido diario:

Estoy muy feliz con mi nueva muñeca, estuve pensando en que nombre ponerle y al final me decidí por Sally, por cierto Sally es más alta que yo, la verdad me encanta jugar con ella, es como mi mejor amiga.

Querido diario:

¡Sally puede hablar! Me desperté en la madrugada al escuchar un ruido que provenía de una de las esquinas de mi habitación, al principio no podía distinguir que era pero después de una rato me di cuenta de que aquellos ruidos eran pasos, me quede quieta y dirigí mi mirada hacía donde prevenían los ruidos, a pesar de que estaba muy obscuro, pude distinguir una sombra pequeña en la esquina, la verdad es que tenía mucho miedo, pero me arme de valor y pregunte quien era.

-Tranquila pequeña, soy yo, Sally, no tienes que temer.

Me quede sorprendida y al mismo tiempo aterrada, Sally se sentó en la orilla de la cama y yo la imite prendiendo la lampara que se encontraba en la mesita de noche, a lado de mi cama, Sally me miró con sus ojos de botón azules, y me sonrió con esa hermosa sonrisa que ella tiene, pasamos un buen rato platicando hasta que me dormí. Por la mañana le conté a mamá sobre Sally, ella sólo soltó una pequeña risa y me miro con ternura, se que no me creyó, pero bueno, ¿no es genial?, ¡SALLY Y YO PODREMOS HABLAR DE MUCHAS COSAS!

Querido diario: 

Hoy es el primer día de clases, la verdad es que estoy muy nerviosa ya que soy muy tímida, pero bueno. Mamá ha dado permiso de llevar a Sally a la escuela, eso me hace sentir mejor ya que así Sally no se quedara sola y también podrá hacer muchos amigos, eso espero, Sally se puso muy feliz cuando se lo dije, espero que todo salga bien.

Querido diario: 

El primer día de clases estuvo genial, la maestra es muy linda con nosotros y nos trata con mucho cariño, por cierto, Sally y yo hicimos nuevas amigas, Katia y Sofía, la verdad es que son muy agradables, cuando vieron a Sally dijeron que era muy bonita y pasamos todo el recreo jugando con ella, eso la hace sentir feliz, me ha dicho que fue el mejor día de su vida y que la siga llevando a la escuela, después de todo las cosas salieron bien, fue un día estupendo.

Querido diario: 

Mamá me ha dejado llevar a Sally toda esta semana, dice que no hay ningún problema, siempre y cuando no haga algo indebido, Sally se ha puesto muy feliz, dice que mi madre es la mejor mamá del mundo, sin duda alguna tiene razón. Mis compañeros se han encariñado mucho con Sally incluso la maestra, la verdad es que no las hemos pasado muy bien esta semana. Katia y Sofía se han hecho nuestras mejores amigas, siempre jugamos a la hora del recreo con Sally.

Querido diario:

Hoy estábamos jugando en el recreo con Sally, todo iba bien hasta que llegaron Sonia y Amanda, empezaron a molestarnos y a decirnos de cosas, no le hicimos mucho caso al principio, pero después tomaron a Sally, la jalaron del cabello y le rompieron su vestido, Katia, Sofía y yo intentamos quitársela, pero eran más grandes que nosotros y tenían más fuerza, por suerte la maestra llego y les quito a Sally, les dijo que se fueran a la oficina del director, ellas solo asintieron y nos miraron con odio, mamá fue a hablar con el director y al final les pusieron un castigo y les advirtieron que si nos molestaban de nuevo iban a llamar a sus padres. Sally esta muy triste, no la culpo, ella no tiene la culpa de nada, ni siquiera les hizo algo, espero que no nos vuelvan a molestar.

Querido diario:

Amanda y Sonia no nos han vuelto a hacer nada, sin embargo, cuando nos las topamos nos miran con mucho odio y rencor, espero que no nos hagan algo malo, en especial a Sally, ella es mejor amiga y no me gustaría que la lastimaran. 

Querido diario:

Hoy estábamos jugando con Sally en la hora del recreo, como siempre, pero esta ve no vimos a Amanda ni a Sonia, se nos hizo raro ya que siempre las vemos platicando en las bancas de la escuela, pero decidimos no tomarle importancia. Más tarde salimos a hacer una actividad en el patio, deje a Sally en una de las bancas y me fui con los demás, cuando la actividad termino, la mayoría ya había entrado al salón, yo estaba recogiendo mis cosas, pero antes de que terminara Amanda y Sonia llegaron y me jalaron el cabello haciendo que tirara mis cosas al piso, trate de levantarme pero Sonia me pateo fuertemente en el estomago, dejándome casi sin aire, luego Amanda tomo a Sally y tiro al piso pateándola fuertemente, yo grite que la dejaran en paz pero no me hicieron caso, Katia y Sofía intentaron quitársela pero Sonia las tiró al piso y comenzó a patearlas, como pude me levante y fui con Amanda, como ella estaba volteada no se percato de mi presencia y le patee fuertemente la pierna haciendo que esta cayera al piso, empece a pegarle pero en eso la maestra llego, nos separo y nos mando a la oficina del director, cuando llegamos a casa mamá estaba furiosa y me castigo, me dijo que ya no podía llevar a Sally nunca más, yo traté de explicarle pero no me hizo caso, así que mejor me fui a mi habitación. 

Querido diario:   

Cuando papá se enteró sobre lo que paso en la escuela, se puso muy furioso y me prohibió llevar a Sally a la escuela, ¡LOS ODIO! ¡SALLY NO TIENE LA CULPA DE NADA! ¡FUERON AMANDA Y SONIA! ¿porqué no me creen?  

Querido diario:   

Katia, Sofía y yo estamos muy tristes porque ya no podremos jugar con Sally. Amanda y Sonia no han parado de molestarnos, se la pasan riéndose de nosotras y diciéndonos de cosas, ¡YA ME TIENEN HARTA!  

Querido diario:   

Mis padres me han puesto doble castigo, ¿la razón?, Amanda y Sonia entraron a nuestro salón y rayaron las paredes, la maestra se molesto mucho y pregunto que quien fue el responsable, en eso llegaron ellas y me echaron la culpa, la maestra me miro muy molesta, yo trate de decirle que yo no había sido, que todo era culpa de Amanda y Sonia, pero no me creyó. Mis papas fueron a recogerme, ninguno de los dos me hablo durante el camino, cuando llegamos a casa papá me pegó…yo sólo subí corriendo a mi habitación con lagrimas en los ojos y me encerré ahí, me acosté en mi cama hasta quedarme completamente dormida. ¿Porqué nadie me cree? ¡LOS ODIO, YO NO FUI!  

Querido diario:   

Mamá se ha hecho más insoportable que de costumbre, últimamente mi apetito ha disminuido al igual que mis notas, tengo unas ojeras muy profundas debido a que por las noches suelo jugar con Sally, no quiero que se sienta sola y abandonada, aunque por las mañanas me cuesta mucho levantarme y mi humor digamos que no es el mejor, me siento muy agotada, mamá no pasa por alto nada de esto y me regaña constantemente de porque estoy así, ¡NO LA SOPORTO! Papá solo se dedica a darle la razón a mamá, que fastidio.  

Querido diario:  

Mis padres han decidido llevarme al doctor para que me examine, la verdad fue aburrido, al final me recetaron un par de pastillas para que pueda dormir y que aumente mi apetito, eso no es todo, en la escuela todo va peor, Amanda y Sonia siguen igual de insoportables, he intentado decirle a la maestra, pero no me cree, lo único bueno es que Katia y Sofía siguen siendo mis mejores amigas, me hace sentir bien estar con ellas, aunque hecho de menos a Sally.   

Querido diario:   

Mamá se ha dado cuenta de que juego con Sally por las noches, resulta que se levanto por un vaso de agua y escucho murmullos que provenían de mi habitación, cuando fue a revisar me cacho sentada en el suelo con Sally a un lado, se puso muy histérica que por eso no me iba bien en la escuela, me regaño a más no poder, incluso me quito a Sally, trate de detenerla pero fue en vano. Ahora estoy acostada en mi cama, no puedo parar de llorar, Sally es mi mejor amiga, no se que haré sin ella.  

Querido diario:  

Sally ha venido a verme después de que mis padres se fueron a dormir, dice que no es justo que nos separen, ella no ha hecho nada malo, y tiene razón, no se porque se molestan de que juegue con Sally, pero ella me ha dicho que sabe como solucionar esto, eso me hace sentir feliz ya que así podremos seguir jugando siempre, ella dejo un extraño objeto con punta en mi mesita, sólo tengo que esperar a que sea mañana por la noche y ella me dirá que hacer.  

Querido diario:   

Mamá y papá están muertos, hice lo que Sally me ordenó, espere a que estuvieran completamente dormidos y tome el objeto filoso que ella había dejado en mi mesa la noche anterior, entre con sigilo a su habitación y clave el objeto filoso en sus cuellos, en realidad fue muy fácil, dejaron de moverse a los pocos minutos, ¿no es genial?, ahora Sally y yo podremos estar siempre juntas.   


Via Creepypastas


También te pueden interesar

Mr Bone

Halloween es probablemente mi favorita de las vacaciones . Me visto con un traje hecho en casa, les…