Mi lindo gatito

Mi lindo gatito

—Quiero que te deshagas de mi tía Olivia, al igual que lo hiciste con mi tía Eleonora. —Le susurra Esther a su gato Micifuz mientras lo carga entre sus brazos como si se tratase de un bebé.

A lo que éste contesta con un macabro maullido, —“Miaauuu”.

—¡Ese es mi lindo gatito, ya sabes qué hacer! —Le dice la joven con rostro transfigurado.

Al día siguiente…

Esther encontró el cuerpo de su tía en la mitad de la cocina, de su boca destilaba sangre, su mandíbula inferior se encontraba desencajada, era como si se hubiera tragado una toronja, y sus ojos se hallaban abiertos como dos platos.

—¡Has hecho un gran trabajo, ahora ven a mis brazos! —Grita la joven extendiendo sus brazos por encima de la cabeza de la difunta.

De repente el abdomen de la mujer comenzó a moverse bajo la tela floreada de su bata de dormir. Su cuerpo también empezó a sacudirse violentamente. Algo trataba de salir de su interior.

Unos enormes y brillantes ojos amarillos se aproximan desde el fondo de su garganta, tenía un pelaje oscuro el cual estaba cubierto de sangre. Era Micifuz, su cuerpo había conseguido salir por completo por la boca de Olivia. Nadie supo cómo ese gato logró meterse por la boca de esa pobre mujer. Vaya que era un gato muy ágil y escurridizo.

—¡Oh mi lindo gatito! Que sucio has quedado, te daré un baño de espumas y luego te serviré un delicioso plato de vísceras en salsa, tu favorito. —Le dice ella en tono cariñoso mientras clava su fría mirada sobre el vientre de Olivia.


Via Creepypastas


También te pueden interesar

Cuarto blanco

He despertado, no sé cuánto tiempo he dormido pero siento ese sabor en la boca de haber dormido mucho. Levantó…

Nana825763

EN ESPERA DE UN ALMA PIADOSA Este artículo no cumple con uno o varios requisitos para pertenecer a…