Los ojos de Julia

Los ojos de julia

Hola, mi nombre es Dereck y estoy por contarles una experiencia paranormal que tuve hace poco con una chica cuyos ojos eran hermosos, pero descubrir que esa hermosura se destroza poco a poco es lo peor.

Todo empezó un día en el nuevo vecindario al que me mudé, todos lo vecinos eran amigables y respetuosos, pero había una vecina que era realmente hermosa, tenía piel clara, era rubia, alta y tenía los ojos azules más bellos que había visto. No dudé en acercarme y presentarme:

—Hola, mi nombre es Dereck, soy nuevo en el vecindario y estoy conociendo a los vecinos del lugar y, bueno, pues quería saber ¿Cuál es tu nombre? —Le dije sonriendo.

Ella con una sonrisa y con sus bellos ojos, me contestó:

—Mucho gusto, Dereck, mi nombre es Julia y esta es mi casa, puedes pedir lo que necesites cuando quieras.

Yo asentí con la cabeza y me dirigí a mi casa, pasé el día viendo televisión y me quedé dormido. Al día siguiente me dirigía a casa de Julia para saludarla y algo me extrañó mucho: la puerta de su casa estaba abierta, no dudé en pasar a ver si Julia estaba bien. Antes que nada, tienen que saber que no dudé en entrar a casa de Julia porque sentía algo sentimentalmente por ella, sus hermosos ojos me enamoraron al instante. Una vez dentro de la casa gritaba llamando a Julia una y otra vez, hasta que ella contestó y me dijo: 

—Estoy por aquí.

Yo me dirigí hacia donde escuché la voz de Julia, tal parece que era su habitación, entré y vi a Julia cerca de su ventana y tal parece estaba llorando, me preocupé y la tomé de un hombro dándole la vuelta para verla a la cara, una vez que se volteó noté que estaba llorando sangre. Sus hermosos ojos azules estaban en ese momento rojos y sangraban. Julia me volteó a ver y me dijo:

—Puedo ver tu miedo y tu sufrimiento, lo único que te puedo asegurar es que no volverás a ver el azul de mis ojos o de otros ojos nunca más.

Esa es la única imagen que recuerdo después de que Julia me sacara los ojos a la fuerza, ahora estoy en un instituto donde estoy viviendo, pero ya me harté de no poder ver, no quiero saber nada de mi familia, del mundo o de Julia, es más, no quiero seguir en este mundo, no sin ver en qué se convirtió y se convertirá.

El azul más hermoso del mundo era el de sus ojos, me alegro de haberlos visto antes de irme, ya que nunca olvidaré “Los ojos de Julia”. Adiós.


Via Creepypastas


También te pueden interesar

Hola papi

La vida de mis parientes cercanos siempre ha sido muy rica en actividades y aventuras emocionantes. Aquellas historias…

El Bulto

Esto ocurrió en la tercera región de Copiapó. Un buen amigo de mi abuelo tenía que viajar de…

Shaye Saint John

Shaye Saint John es el nombre artístico de este personaje encarnado por un/una joven estadounidense de algún estado…