La muerte del Chavo

¿Alguien aquí vio el episodio de “El Chavo del Ocho” donde el chavo se hacía el muerto para que todos estuviesen tristes por él y lo echaran de menos? ¿Recuerdan que después de ese episodio comenzaron a pasar puros episodios repetidos? 

Bueno, resulta que después de la salida del DVD, se hizo pasar por un error el hecho de que ese episodio era el 143, pero el episodio anterior es marcado como el 141; sin embargo, la fecha entre la que se filmaron esos episodios data de cuando los productores y los actores se dieron un “descanso ” de 4 meses, y los programas transmitían episodios repetidos. 

El episodio perdido, el 142 del Chavo del Ocho, fue un supuesto error de conteo, pero lo que sucedió realmente es que se filmó un episodio alterno al de la muerte del Chavo del Ocho, donde las travesuras del chavo resultaban en que terminaba atropellado de verdad. 

Era un episodio extraño. Comenzaba con la canción popular del inicio, pero el audio estaba algo desfasado durante unos 5 segundos y dejaba un silencio extraño como estático durante los 5 segundo restantes después de que terminaba la canción. El episodio comenzaba con una vista normal sobre la vecindad, pero ningún personaje entraba en escena; sin embargo, la cámara cambiaba su enfoque hacia las puertas como si un personaje fuera a salir. El proceso se repetía con todas las cámaras, extrañamente se escuchaban murmullos siempre que se acercaba la cámara a la casa de Don Ramón, pero no se entendían.

De pronto se escuchaba el sonido de pasos apresurados y entraba el Chavo del ocho en escena, pero no parecía haber enfoque en él. Las puertas seguían siendo enfocadas y el Chavo solamente estaba haciendo algo cerca del lavadero y el barril, las risas grabadas comenzaron a sonar sin razón cuando el Chavo salió por el lado izquierdo hacia el portón.

Justamente cuando salió de escena, entró Kiko desde su casa y la Chilindrina desde la suya, ambos con un aspecto incómodo en sus rostros, como si no quisieran estar ahí realmente. Kiko pregunta dónde esta el chavo, pero no hace ningún ademán ni voz graciosa; la Chilindrina le contesta que se fue con una salsa de tomate. En esta parte, la Chilindrina termina la frase “con salsa de tomate hacia la calle”, pero antes de decir “hacia”, se escucha un estruendo horrible, con un volumen mucho más alto que el de los demás sonidos en el programa. No parece estar nivelado ni parecerse a algo normal o planeado. Inmediatamente después del sonido los dos actores se quedan perplejos como si no fuera parte del acto. Aquí se corta la escena. 

Solamente pantalla negra, como un corte comercial pero sin arreglos. Después regresa la escena donde todos están llorando por el chavo, parece la escena del capítulo que si se transmitió, pero el sonido está de nuevo desfasado y se escuchan más sollozos que en el del otro episodio, como si hubiera más gente llorando alrededor, aparte de los actores.

La escena de nuevo cambia sin aviso y están todos en un escenario nuevo. Esto es lo más notable del capitulo, el hecho de que usaban siempre los mismos escenarios era común, pero parece ser que crearon uno específicamente para este episodio. Una pared negra simulando oscuridad de fondo, y solo se encuentran 4 personajes con los mismos rostros de preocupación y incomodidad: Don Ramón, Kiko, Doña Florinda y el profesor Jirafales. El rostro de Doña Florinda parece que va a romper en lágrimas, lo que se nota mejor cuando la cámara le hace un close up exactamente a ella. Pasan 5 minutos en este close up. 

Ella solo mira a la cámara con miedo y aguantando las lágrimas. Los demás personajes están mirando hacia un objeto al parecer fuera de cámara. Kiko y la Chilindrina dicen la misma línea: “Chavito”, pero Kiko lo dice con una voz quebrada como si estuviera muy triste y ya no pudiera actuar más. La cámara cambia instantáneamente al cuerpo del Chavo del Ocho, pero realmente lo extraño es que este personaje no es su intérprete original, Roberto Gómez Bolaños.

El cuerpo está completamente dañado, los brazos torcidos y la piel pálida; el rostro es muy diferente, pero no se distingue porque lo tapa su propio gorro, como si se tratara de un verdadero cadáver. Las piernas aparentemente rotas, y sangre brotando de su costado y cabeza. El tema del Chavo del Ocho comienza a tocar después de unos 2 minutos de una cámara fija hacia el cuerpo en completo silencio; consecuentemente, el episodio termina de esta forma. 

Al parecer, este episodio fue una experimentación de Gomez Bolaños, y provocó que los actores trataran de dejar el programa, pero regresaron el capitulo y solo dejaron una escena; lo extraño es que los convenció de alguna forma de volver y después de 4 meses estaban grabando de nuevo.

El final de este episodio no quedó abierto al público por obvias razones. Parecía que Bolaños quería realmente transmitirlo, lo consideró una obra maestra entre los mejores episodios de ese programa. A quién pertenecía ese cadáver que mostraba el episodio: sus rasgos lo denotaban como un individuo de estatura promedio y la ropa del chavo le quedaba un poco más grande, su abdomen descubierto hacía notar unas marcas extrañas, como agujeros hechos por una puñalada, pero limpios hasta el mínimo detalle. El actor que se prestó a este episodio nunca se ve más ni antes ni después en la serie u otra. Ni siquiera parecía haber sido un actor o una persona viva realmente. La duda queda en si fue un cadáver tomado de algún lado o “hecho” para ese episodio. 

Se reporta que, meses antes del descanso de 4 meses, Bolaños argumentaba que su programa estaba cayendo en la monotonía y quería hacer algo distinto que jamás se hubiera sido visto en televisión. 

370


Via Creepypastas


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te pueden interesar

La casa vacía

Ciertas casas, al igual que ciertas personas, se las arreglan para revelar en seguida su carácter maligno. En…

Mortis

Solía ​​frecuentar un sitio web llamado “horrorgamesarchive.com”. No se moleste en buscar ahora; Se ha ido de largo.…

Mi comedor

Me levanté temprano, con una sonrisa en el rostro. Hoy vendrá Cassandra a cenar. Me duché, me lave…

Payasos

Payasos  Creepypasta aquellas que son de payasos satánicos, asesinos, etc. Páginas en tendencia El origen de Laughing Jack…

Eisoptrofobia

Cuando tenía nueve años, desarrollé una fobia que, según nos dijo el doctor, era «infrecuente». Eisoptrofobia es el…