Atras de la Puerta
Atras de la Puerta

La quinceañera y las siete iglesias

Era de noche. Un taxista iba camino a su casa cuando en el camino encontró una chica vestida de blanco, la cual le hizo seña de parada. Él no sabía si llevarla o no, hasta que se decidió a llevarla, dio reversa al taxi y le preguntó:
0 Shares
0
0
0

Era de noche. Un taxista iba camino a su casa cuando en el camino encontró una chica vestida de blanco, la cual le hizo seña de parada.

Él no sabía si llevarla o no, hasta que se decidió a llevarla, dio reversa al taxi y le preguntó:

– ¿A dónde te llevo?

– A mi casa, está junto a una iglesia en un pueblo cercano a este lugar.

La chica subió al auto. Recorrieron muchas calles donde se elevaban iglesias, pero la niña decía:

-Aquí no es.

Él le pregunto si tenía dinero para pagarle; ella se limitó a negarse, a cambio, le dio una dirección:

-Déjeme aquí. Donde le he indicado en este papel, reclame su dinero.

El señor le insistió que la llevaría a su casa.

En un momento de hartazgo, la chica gritó:

-¡Déjeme aquí ya!

-Mañana paso por el dinero en ese sitio que me señalaste. Espero no me estés mintiendo.

-Sí, gracias señor.

Al día siguiente llegó a la residencia mencionada en el papel. Tocó la puerta y, tras unos segundos, salió una señora de 80 o más años.

-¿Cómo que le debo dinero?

-Llevé a su hija anoche a un lugar pero ella no tenía dinero y me dijo que viniera aquí hoy para recoger el dinero.

-Señor, yo no tengo hijas: la única que tuve murió hace 15 años.


Via Creepypastas


También te pueden interesar
64 (traducido al español)

64 (traducido al español)

Los glitches pueden matar tu juego si los usas bien. O algo asi. De cualquier manera, realizar un cierto glitch o bug puede llevar a un lugar que no necesitas estar. Haz otro glitch allí y ven a otro lugar. Haz una cadena de glitches y es como correr en la oscuridad, seguirás corriendo a ciegas hasta que te golpees a una pared con fuerza. Esta es una historia de cómo me encontré con estos glitches y lo que sucedió después de realizarlos. No voy a aburrirte con los detalles de mi vida, ya que...
Atras de la Puerta

Cómo contactar un fantasma

En muchas culturas se hablan de espíritus o fantasmas que deambulan entre los vivos, algunos afirman que lo hacen porque tienen asuntos pendientes que resolver o simplemente se niegan a creer que están fallecidos. Este año me tome la molestia de comprobar la existencia de supuestos fantasmas, y para mi sorpresa obtuve algo mas que un simple susto.
Primer beso

Primer beso

Soy una chica tranquila, siempre lo he sido, nunca he tenido problemas con nadie -que yo recuerde-. Tengo algunas amigas, no me junto mucho con los hombres, tal vez esa es una de las causas por la cual nunca he tenido novio… ni tampoco he dado un beso. En mis 15 años de vida no he salido a muchas fiestas… Se puede decir que nunca he hecho alguna locura, siempre que sentía esa especie de impulso para hacer alguna maldad, por muy pequeña que fuera, me la reprimía. “No, está mal, no debo...
Atras de la Puerta

El café de las ánimas

Era muy tarde cuando Christian salió de su casa, apurado por llegar al trabajo. El tráfico estaba insoportable aquel día. Y él que se había olvidado de llevar el casco por no querer perder ni un minuto más. Pero no pasaba nada, conducía aquella moto desde los dieciséis. Lo único que importaba era no volver a llegar tarde a la Agencia de Publicidad, o esta vez seguro que sí lo ponían de patitas en la calle. Arrancó metiéndose entre dos vehículos e ignoró la luz roja que yacía en la esquina...
Atras de la Puerta

La hija del molinero

A principios del siglo XIX, la industria harinera tuvo un gran impulso en Uruguay, razón por la cual surgió una importante cantidad de establecimientos destinados a esta pujante actividad. El departamento de Canelones (ubicado en la zona sur), fue el que contó con mayor cantidad en todo el país. El Molino de Bosch, conocido popularmente como el "Molino Viejo", tenía como función principal triturar toda clase de cereales para hacer harinas y gofio. Está ubicado al lado de una antigua estación...