Atras de la Puerta
Atras de la Puerta

La monja de la catedral

Cuenta la leyenda que en los años 50 y durante la intervención francesa en México, una monja de nombre “Beatriz“, que vivía en un pequeño convento a las afueras del estado de Durango, se enamoró de un soldado francés, cuyo cuartel militar estaba cerca de ese lugar. Todas los días y a la misma hora el joven soldado pasaba en compañía de su tropa por la avenida principal frente al convento y Beatriz siempre lo veía desde una ventana de su dormitorio.
0 Shares
0
0
0

Cuenta la leyenda que en los años 50 y durante la intervención francesa en México, una monja de nombre “Beatriz“, que vivía en un pequeño convento a las afueras del estado de Durango, se enamoró de un soldado francés, cuyo cuartel militar estaba cerca de ese lugar.

Todas los días y a la misma hora el joven soldado pasaba en compañía de su tropa por la avenida principal frente al convento y Beatriz siempre lo veía desde una ventana de su dormitorio.

Un día, el soldado de nombre “Fernando” llega a las puertas del convento pidiendo ayuda a la monja porque el ejercito mexicano los había emboscado y entre el intercambio de disparos había salido herido. En ese momento y al ver la desesperada situación del combatiente francés, Beatriz decide darle asilo por un par de días mientras recupera su estado de salud.

Con el paso de los días, Beatriz y Fernando se enamoraron uno del otro. Poco después, el soldado tuvo que retirarse, ya que era el fin de la consumación de la intervención francesa, no sin antes despedirse tristemente de su amada, a quien le prometió regresar algún día. Mientras su tropa buscada un lugar en dónde esconderse, el ejército mexicano dio con su paradero y fusiló a todos los soldados, entre ellos, Fernando.

Beatriz no sabía qué había pasado con su enamorado porque ya tenía meses desde su partida. En ningún momento ella perdió las esperanzas y todos los días iba hasta el campanario de la catedral del pueblo a esperar el regreso de Fernando.

Lamentablemente sucedió algo trágico: una mañana mientras el sacerdote abría la puerta principal del templo religioso, se percató del cuerpo de una mujer que yacía sin vida, al parecer había caído desde el campanario desde una altura de más de 30 metros. Días después se descubrió la identidad de la víctima, Beatriz, quien seguramente esperaba como de costumbre el retorno de su enamorado.

Desde ese trágico suceso, algunos habitantes que caminan por los alrededores de la catedral de Durango aseguran ver todas las noches la silueta de una mujer en el campanario. ¿Será la difunta Beatriz que todavía sigue implorando la llegada de su amado?


Via Creepypastas


También te pueden interesar
Hotel de carretera

Hotel de carretera

Ya hace un par de semanas que duermo mal, creo que se debe a la inquietud que me causa el tener que disertar sobre la novela que acabo de publicar. El coloquio tendrá lugar en el ateneo de la capital, pasado mañana por la tarde. Es decir que, como afortunadamente el tiempo transcurre sin detenerse, pronto podré decir que el mal trago ha pasado y todo volverá a la normalidad. Sea como fuere, es una suerte contar con el apoyo de mi mujer que cada noche me trae un vaso de leche caliente y una...
Atras de la Puerta

Leche con Chocolate

¡Pero papá! Carly y yo queremos leche con chocolate.” Se quejó Timothy, tirando de la mano de Dale. Con un exasperado suspiro, Dale interrumpió el carrito de la compra en medio del pasillo de los congelados. Odiaba la leche con chocolate y no quería que Timothy la bebiera. Consideró dar al niño otro discurso sobre los beneficios nutricionales de la leche entera sobre la de chocolate, pero decidió no hacerlo. No valía la pena el trabajo de negociar con un niño de cinco años. Hay algunas cosas...
Atras de la Puerta

Llueve

Llueve, pero no saldré de aquí, mi casa. Las ventanas están cerradas, aún así el frío de invierno va de acá para allá. Las calientes brasas de la vieja estufa a leña de mi difunto abuelo queman mi cuerpo, pero mi alma sigue helada. Mi cuerpo arde, pero yo tengo frío. “-Que continúe ardiendo-” me dice alguien. Pero yo estoy solo, no hay nadie aquí, nadie se ha metido a mi casa ¿Verdad?. Golpean la puerta. Mi pálida cara iluminada por el fuego mira hacia ella como si tuviera algo... Especial...
Atras de la Puerta

Vecino molesto

Solía vivir en un pequeño edificio en el centro de la ciudad. Una de las razones por las que me mudé fue el horrible vecindario, incluido el tipo del apartamento que estaba encima del mío. Era un hombre extraño que generalmente no se dejaba ver. Sobre la media noche, empezaba ese molesto sonido que me solía poner de los nervios. No era muy alto, para ser justos, pero siempre he tenido el sueño muy ligero por lo que me era muy difícil mantener mis ojos cerrados con esos pequeños sonidos de...
Come play

Come play

Era el año 2012 y el famoso juego online Club Penguin había alcanzado una enorme suma de cuentas registradas. Al ver esto, Lance Priebe y Lane Merrifield (creadores del juego) necesitaban nuevas ideas para los siguientes eventos del juego, puesto que varias fiestas, como la kermes y el carnaval medieval, eran casi las mismas a las de años pasados. Yo era un programador en los Estudios Online de Disney en Canadá (los estudios que desarrollaban y distribuían a Club Penguin), y disfrutaba...
Atras de la Puerta

Relampagos

Acabamos de mudarnos a una pequeña casa en los suburbios; vecinos tranquilos y amistosos y cercas de madera rodeando cada propiedad. Basta con decir que se suponía que esto era un nuevo comienzo para mí, un papá recién soltero y mi hijo de tres años. Un tiempo para seguir adelante con el drama y el estrés del año anterior. Esa noche hubo una tormenta, y en forma de metáfora para este nuevo comienzo: Un último y gran espectáculo antes de que la suciedad del pasado fuera limpiada. A mi hijo le...