El suicidio de Mickey Mouse (descartado)

¿Alguno de ustedes recuerda las caricaturas de Mickey Mouse de la década de los treinta? ¿Esas que pusieron en DVD hace algunos años? Bien, escuché que existe una caricatura que no fue distribuida nunca, ni siquiera para los fanáticos más apasionados de Disney. Se dice que el señor Maltin, perturbado, dejó la habitación y envió a un empleado a que terminara de ver el vídeo, tomara notas de todo lo que pasara y, después, guardara el disco de la caricatura en la caja fuerte. El empleado salió del cuarto, temblando y repitiendo que el sufrimiento real no se había conocido, le arrebató el arma a un guardia de seguridad y cometió suicido.

Lo único que se le pudo sacar a Leonard Maltin fue una frase en ruso de los últimos cuadros, «Las vistas del infierno traerán a su audiencia de regreso». Docenas de empleados han sido despedidos por intentar subir la caricatura a la red. Hasta se sabe, sin embargo, nadie más la ha visto. Bueno, resulta que esta historia es falsa. Suicide Mouse sí es real, pero en una historieta en la cual un Mickey Mouse, deprimido, intenta suicidarse tras conocer la infidelidad de Minnie.

No era ningún secreto que Walt Disney era un aficionado al cine mudo y admiraba por Charlie Chaplin. De hecho, en su infancia, se presentó a concursos de imitación del actor de cine mudo y los ganó. Posteriormente, la admiración fue mutua, y fue el propio Disney quien se quedó sin habla por la emoción de conocer a su ídolo.

Esto hizo que algunos críticos compararan a Mickey Mouse con Charlie Chaplin, mientras que otros afirmaban que Mickey Mouse tenía mayor similitud con Harold Lloyd, otro comediante del cine mudo. Este actor fue uno de los más divertidos y populares cómicos del cine mudo en su época. En sus películas, se veía envuelto en situaciones escandalosas en las que terminaba saliendo en patas, tal y como le pasaba a Mickey Mouse.

Un día, Walt llamó a su despacho a Gottfredson para hablarle de una historia que le gustaría hacer.

«¿Por qué no haces una tira cómica de Mickey tratando de suicidarse?», le preguntó.

«Walt, ¡¿estás bromeando!?»

«No, no estoy bromeando. Creo que se podrían hacer un montón de cosas divertidas con ese tema».

Las tiras cómicas suicidas de Mickey vieron la luz el 8 de octubre de 1930. En ellas, el Sr. Slicker, una arrogante rata, se interpone en la relación de Mickey y el ratón desiste. Finalmente, Mickey ata una soga sobre una rama de un árbol para ahorcarse. No obstante, se ve rodeado de felices ardillas juguetonas.

«Supongo que pensáis que estoy loco. Bueno, debo estarlo al haber pensando en ahorcarme. Cuando miro vuestros rostros sonrientes, ¡me siento avergonzado! No es un mundo tan malo, después de todo».

Tal vez no sea una historia de terror, pero quiero informar que esta creepypasta fue descartada por TuCosmópolis: https://youtu.be/ZCL4yQyeP6s


Via Creepypastas


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te pueden interesar

Psycho girl

EN ESPERA DE UN ALMA PIADOSA Este artículo no cumple con uno o varios requisitos para pertenecer a…

Sandías

¿Sabían ustedes, queridos amigos, que los callejones son lo que queda de alguna antigua red de calles medievales,…