El piso 13

En la cultura occidental el número 13 se conoce popularmente por ser relacionado con la mala suerte, la muerte, entre otras cosas. Tal es el miedo de las personas a este, que la gente trata de evitar este número, por ejemplo: La mayoría de los hoteles no suelen tener un piso 13. Esto no es una exageración, realmente pasa, mucha gente se siente incómoda por el número 13, ademas las películas y relatos de terror solo hacen que esto crezca día a día, pero hace tiempo hubo una leyenda urbana acerca de un piso 13 y los extraños acontecimientos que sucedieron en el, incluso tiempo después siguen corriendo extraños acontecimientos.

En el año 1997 se había construido un edificio de 20 pisos, su función no era mas que ser un edificio residencial pensado de clase media, dicho edificio estaba ubicado en el centro de Detroit, ciudad que es conocida por sus edificios y muchas veces de situación económica. En sus primeros meses, la mayoría de los apartamentos del edificio ya estaban habitados a excepción del piso 13, la gente era muy supersticiosa, pues el edificio estaba construido en un viejo cementerio, otros dicen que fue un antiguo hospital.

Las personas que vivían en el dicho edificio decían que al bajar por el ascensor justamente en el piso 13 el ascensor llegaba a fallar y las luces se apagaban por completo, cuando bajaban por las escaleras decían que había una extraña presencia en el piso 13 y a las personas no le gustaba pensar en el piso 13. Los dueños del edificio perdían dinero, pues por más de 8 apartamentos, por el piso 13, no se habían vendido o alquilado, a si que tomaron una decisión y rebajaron el precio de venta, tanto así, que quien ganara un salario mínimo, podría alquilarlo y a largo plazo comprarlo. En pocas semanas los apartamentos ya estaban alquilados, pero la tragedia invadiría rápidamente a los alquilados del piso 13, los residentes del piso 13 comenzaron a tener extraños accidentes y muertes inexplicables.

La prensa y los rumores de las personas hicieron que rápidamente se sembrara los temores de lo residentes, el edificio fue perdiendo a sus inquilinos dejándolo casi vació pues eran pocos los que se atrevían a pasar del piso 13, el edificio fue perdiendo popularidad a pesar de ser una vieja arquitectura única pronto se daría la reputación de que este estaba maldito y quien se atreviera a subir al piso 13 le esperaba un horrible fin. Muchos sordos y personas curiosas se han atrevido a entrar a este edificio pero quienes se han atrevido, han encontrado a un individuo al entrar al piso 13. Pasaron los años y el edificio fue simplemente olvidado, no fue hasta el año 2011 cuando un joven repartidor hacía su última entrega del día y se encontró con una horrible experiencia.

Historia del joven

13 de octubre del 2011

Estaba preparando mis cosas para salir de turno,había hecho las entregas que me correspondían ese día y solo pensaba llegar a casa y relajarme de todo el trabajo. Antes de que saliera, el supervisor hizo una llamada a mi celular en la cual me decía que había una entrega especial, que era urgente y debía entregarla, eran las 9:00 pm. No estaba dispuesto a ir y entregarla. Ademas la entrega era demasiado peligrosa por el camino que debía tomar, el supervisor me dijo que si no hacia la entrega el pago seria descontado de mi salario, en cambio si lo hacía me iba a pagar el doble y además me daría un día libre, era una oferta que no debía rechazar. Sobre el escritorio, encontré una caja grande, pequeñas y medianas que debían ser entregadas en un edificio limite del centro de la ciudad, afortunadamente todos debían ser entregados en los apartamentos del edificio, casualmente en el mismo piso. Tome las llaves del auto subí las entregas y fui en camino, mientras conducía me puse a pensar, que jamas había hecho una entrega en ese lugar y menos a estas horas de la noche, lo mas extraño todos los paquetes iban dirigidos al mismo inquilino.

Llegue al fin, en el tal edificio de la calle 13, tome la gran caja cual no era muy pesada y entre en la puerta del edificio, en la recepción no había mas que un hombre sentado en una silla. Parecía ser un vigilante y le dije que solo iba a entregar unos paquetes, el hombre se levanto para que piso los iba a entregar ya que el ascensor esta en reparación y solo podía tomar las escaleras, le dije de forma amable que los paquetes iban al piso 13, aquel hombre me miro con asombro y con miedo, solamente pudo señalarme el camino de las escaleras aquel hombre solo se volteo la mira y se sentó a la silla y subí a las escaleras que me llevaban al piso 13, mientras subía notaba que todo el lugar estaba descuidado y con reparaciones menores, algunas luces parpadeaban, las escaleras rechinaban, y se podía oler humedad.

Después de unos minutos, llegaba el piso 10, 11, cuando el habiente comenzó a tonarse incomodo, escuchaba risas de los pisos superiores podía escuchar gritos,discusiones y llantos. Fuertes golpes comenzaba en las paredes y escuchaba pasos bajando las escaleras, pero no había nadie más, la iluminación del lugar se hacia cada vez menor, las lamparas parpadeaban, y no me dejaban ver lo que tenia enfrente. Por fin llegue al piso 13 y listo para hacer las entregas, me senté en los escalones y tome los 5 paquetes para dárselos a sus dueños, la primera entrega era para el departamento: 133-B el cual estaba a unos metros a las escaleras, toqué la puerta un par de veces, pero nadie parecía responder, decidí dejar el paquete frente la puerta mientras que hacia la demás entregas, al doblar la esquina del pasillo me encontré con un pasillo profundo y oscuro, solo una luz podría verse en el fondo y en el ultimo departamento estaba una anciana leyendo un libro y una niña jugando con una muñeca frente de la anciana. Me atreví caminar por el oscuro pasillo, escuchaba las goteras del pasillo caerse, al llegar al pasillo el ascensor medio un leve susto. Pero entonces recordé que el señor dijo que el ascensor estaba en reparaciones, en el ascensor vi a un hombre de baja estatura con la mirada triste y con la piel pálida y camino hacia el departamento: 32-B.

Yo dije en el vigilante me había hecho una broma de mal gusto solo para subir a las escaleras, decidí ignorarlo y hacer el resto de las entregas, nadie en los apartamentos aparecer nadie escuchaba cuando tocaba las puertas y decidí dejar los paquetes en las entradas, el ultimo de ellos ibas dirigido al departamento: 139-B justamente donde estaba sentada esa niña, decidí darle el paquete a ella para que se lo entregara a sus padres, que la niña parecía no aprestarme atención y solo jugaba con su muñeca, lo deje al lado de ella di media vuelta para tomar el ascensor, apreté el botón pero no había respuesta del ascensor, no emitía ningún sonido y parecía haber movimiento entonces decidí irme por el otro lado del pasillo para tomar las escaleras y irme a casa. Cuando llegue a los escalones vi que había muchos escombros y metales tapando las salida, como era posible que todo esto estuviese aquí si hace minutos todo estaba despejado cuando pase por aquí, intente mover lo pesados trozos de metal pero fue inútil, regrese de nuevo al oscuro pasillo y preguntar a alguien si había otra salida, al regresar la anciana y la niña no estaban, solo estaba esa luz que parpadeaba al final del pasillo, desesperadamente pulsaba todos lo botones del ascensor para poder bajar, entonces las luces del ascensor comenzaron a iluminarse y subía piso por piso, comience a oír a escuchar los golpes, gritos, llantos, del piso 13.

Comencé a desesperarme y por fin la luz del piso 13 se ilumino, pero de un momento a otro se apagaba y se prendía a la vez y el ascensor se detuvo, mire hacia la derecha y me pareció ver a una sombra moverse, era aquella niña con su paquete en la mano, lentamente comenzó abrir el paquete, de el apareció una aterradora muñeca, la niña puso la muñeca en el suelo, y comenzó a cantar una melodía no entendí lo que estaba pasando pero aquella niña me estaba aterrando, retrocedí lentamente hacia el pasillo y la muñeca comenzó a levantarse caminar hacia mi, y entonces corrí rápidamente a las escaleras sin entender lo que sucedía. Al doblar la esquina solo encontré un pasillo cerrado, no había escaleras solo un montón de muros sólidos, escuchaba la voz de aquella niña mientras se acercaba, comencé a respirar de manera profunda recartado uno de los muros, podría ver a la pequeña parpadeando con una mirada fija, entonces escuche un ruido y la sobra de la niña se desapareció, asustado quise esperar al borde del pasillo para no volver a esa niña nunca mas, me acerque y mire lentamente en el pasillo, efectivamente no había nada, había una gran mancha de sangre donde estaba esa anciana, mi única esperanza, era ese ascensor que esperaba que funcionaba, presionaba todos los botones de manera desesperada, no me importaba lo que pasaba, solo quería irme de ese lugar. Mire de ojo hacia la izquierda, y vi un hombre muy cerca de mi, portaba un cuchillo y apuntaba su reflejo en mi, me asuste y corrí gritando por ayuda pero el pasillo comenzaba a largarse mientras mas corría, al final pude ver una ventana creyendo que podía salir de ahí pero era inalcanzable, entonces tropecé lastimándome una de mis piernas, me arrastre a las puertas de los apartamentos pero nadie me respondía, pero resulto que aquel hombre no estaba detrás mio ni tampoco en el pasillo, la puerta de uno de los apartamentos se abrió.

De ella era aquella anciana que apenas podía caminar, le gritaba que si podía ayudarme pero no me escuchaba, solamente apunto su mano hacia el ascensor, en ese momento la puerta del ascensor estaba abierta y fue cuando la anciana se predio fuego a la nada. Gritando y corriendo hacia lo pasillos y se callo explotando, aquel fuego comenzó a extenderse por los suelos y las paredes, entonces las puertas del ascensor se cerraban y con mi poca fuerza que tenia me arrastre hacia el, estaba gritando llorando creyendo que esas pertas se cerrarían, por fin llegue hacia el ascensor y llegue hacia el. Las puertas se cerraron y comenzó a decender, tome mi celular para llamar a la policía pero no tenia señal dentro del ascensor. Las luces comenzaron a parpadearse dentro del ascensor entonces las luces del ascensor se estaba iluminando para todas partes y no sabia si estaba subiendo o bajando, una figura comenzó a finalizarse frete de mi, no sabia que era solamente serré mis ojos.

¿Que le paso al joven?

El joven despertó semanas después, lo encontraron en el ascensor después de que había entregado los paquetes, luego el joven salio del hospital investigo todo lo que había pasado, al parecer entrar al piso 13 era imposible, ya que hace años el piso 13 fue clausurado esa parte del edificio y tenia muchos escombros por las escaleras, ademas, las personas que habitaban en los departamentos habían muertos y nadie dicho de los departamentos el joven investigo al fondo descubrió que todos habían muertos de manera extraña, la niña que vivía en el departamento fue asesinada por un residente del mismo piso, la anciana había muerto por quemaduras de corto circuito en su departamento, el asesino de la niña murió intoxicado después de su crimen, el resto de los residentes tuvieron fines oscuros, pero nada fue mas extraño de aquella figura del ultimo residente que murió. Se dice que el murió por un fallo en el ascensor, el joven se recordó que cuando tenia los ojos cerrados pudo sacar su teléfono y tomarle una foto a la figura extraña, el joven decidió nunca volver a ver ese edificio ni investigarla.


Via Creepypastas


You May Also Like

Danielle Breather

Danielle Breather Originalmente, Danielle Breather era llamada Danielle Johnson. Su familia era como las otras, totalmente normal y…

SCP-2343

Ítem #: SCP-2343 Clasificación del Objeto: Keter Procedimientos Especiales de Contención: SCP-2343 debe estar alojado en una celda…

Detrás del espejo

Normalmente duermes profundamente. Pero la tormenta eléctrica que se está desatando afuera no permite que concilies el sueño.…