El juego de los espejos (Los 3 Caminos del Infierno)

Para realizar este juego necesitaras 4 espejos, 2 monedas , 5 tacos de carne asada y unos 3 fósforos con la caja para encenderlos,Las luces de toda la casa deben estar apagadas y no puede haber nadie mas que tu en la casa o lugar donde estas realizando el juego y deben ser las 2:00 A.M.

Tomaras los 4 espejos y los colocaras de forma que te rodeen cuando ya estén en una forma que creas que cuando voltees veras a un espejo sin importar a donde veas estarán en posición correcta.

El siguiente paso es apagar las luces y tapar ventanas apagar computadoras o cualquier cosa que emita un ruido o emita una luz (no puede haber la mas mínima luz en el cuarto donde estas jugando)y luego procedemos a colocarnos en el centro de los espejos. Te comerás los 5 tacos…

Una vez en el centro encenderemos un fósforo y diremos repetidamente “ábrete puerta” cuando lo digas tira las monedas al piso, hazlo como si fueras a lanzar unos dados y si las dos monedas salen con cara se abrirá la primera puerta en uno de los espejos y dirás “muéstrate visión del infierno” y ante tus ojos se mostrara la visión de lo que es el primer camino hacia el infierno, si las monedas aparecen en cruz el juego no avanzo y lo tendrás que cancelar y lo podrás jugar de nuevo al siguiente año pero, si una moneda muestra cara y la otra cruz deberás apagar el fósforo y encender las luces de toda la casa lo mas rápido que puedas.

Prosiguiendo cuando veas la visión del primer camino hacia el infierno no puedes parar debes continuar el juego no importa cuanto miedo tengas por que si no terminas el juego habrá consecuencias graves luego seguimos con el segundo fósforo (o cerillo) y lo encendemos y diremos repetidamente “ábrete puerta”,pero a diferencia de antes tendrás que mirar fijamente el espejo de el lado derecho de donde viste el primer camino hacia el infierno, una vez hecho esto lanzaras otra vez las monedas y si las dos monedas salen con cara veras una visión de lo que es el camino segundo camino hacia la puerta del infierno.

Escucharas risas macabras ruidos extraños llantos veras sombras caminar alrededor de los espejos esto no puede ser motivo para abandonar el juego debes seguir por que seria muy estúpido parar a no ser que quieras soportar las consecuencias.

Cuando hayas logrado con éxito abrir dos espejos y ver 2 caminos te quedaran por lógica 2 espejos,harás lo siguiente, encenderás el tercer fósforo y esta vez dirás “muéstrate profundo infierno” cuando llegues hasta este punto del juego veras una puerta gigante rodeada de calaveras con caminos llenos de almas en pena y gente sufriendo apenas veas esto dirás las palabras “muéstrate como es debido” deberás decirlo antes de que el fósforo se apague por que si no quedaras atrapado en la profunda oscuridad cuando digas las palabras ya mencionadas notaras que en el espejo que no has utilizado tu reflejo contara hasta 10 con sus dedos de las manos tendrás que observar que numero se saltea y lo gritaras esto te dará 1 minuto para encender la luz y tapar los espejos, pero si no logras a ver el numero que salteo por la mala suerte de que en fósforo se apagara desaparecerás nadie te recordara y tu alma sufrirá en el infierno por toda la eternidad pero, si logras encender las luces y tapar los espejos corre lo mas rápido que puedas y sal de la casa por 10 minutos cuando entres y veas tu habitación notaras que los espejos ya no están cuando esta ya haya sucedido el juego habrá terminado.

Se dice que los que lo han jugado durante toda su vida han escuchado voces en sus pesadillas que dicen “te encontrare” y escuchan llantos, después de haber terminado el juego no podrás dormir en un cuarto con espejo y no podrás levantarte a las 2:00 A.M. por que dicen que pasaras un buen susto.

Para consuelo de muchos los que dicen haberlo jugado están locos y encerrados en una institución mental pero algunos dicen que este juego es la razón por la que se hayan vuelto locos.


Via Creepypastas


You May Also Like

Pipo

Un tío mío, le decíamos Pipo, murió en un accidente automovilístico a sus 18 años, yo todavía ni…