Código binario

Tres meses después de la muerte de mi vecina Marylin, empecé a caer en una fatal depresión. Ella era el amor de mi vida, mi alma gemela, mi media naranja. Siempre recordaba su alegre y hermosa sonrisa, su optimismo y su perseverancia, pero lo que más destacaba de ella era esa hermosa y simple frase con la cual me saludaba todas mis mañanas: Me encanta verte dormir…

Descarga (1)-0

Su apartamento fue abandonado tal como estaba y absolutamente nadie ha reclamado el inmobiliario por respeto a ella. La puerta principal había sido sustituida por una muy grande y pesada de metal, al parecer había algunos objetos preciados en ese apartamento y al estar desocupado era blanco fácil de los vándalos y cazarrecompensas.

Decidí levantarme para comenzar mi nueva entrevista de trabajo, me dijeron que me mandarían un mensaje en mi muro de Facebook para darme la ubicación de la entrevista. Así que entro a la página y reviso mi muro pero me doy cuenta de que en lugar de tener un mensaje tengo dos; uno era de la compañía que me había contactado y otro era un mensaje con código binario de un contacto desconocido.

Y me seguían llegando los mensajes.

Antes llegaban ocasionalmente, pero después me llegaban más seguido y después diariamente. Todos absolutamente todos los mensajes estaban en código binario, así que un día, ya cansado procedo a revisar la IP de este misterioso contacto desconocido, pero vaya que me recorre un escalofrío en la columna al darme cuenta que esos mensajes venían del apartamento de Marylin, pensé que podía haber sido un vándalo o una broma de mal gusto pero había un pequeño problema… Después de estar desocupado más de tres meses, le habían cortado la luz y el agua, y todo sabemos que sin luz, no hay internet.

Pero eso no es lo peor de todo… Lo peor de todo es que esos mensajes binarios eran siempre los mismos.

Y traducidos decían: Me encanta verte dormir…

-creado por Adolfox21.


Via Creepypastas


También te pueden interesar

Ben and Ed

Algunos creadores de videojuegos tienden a colocar “huevos de pascua” en sus juegos; al igual que la famosa…

El orfanato

Todos sabemos que donde hay niños algo maligno podría pasar, los lugares como escuelas, centros de recreación, algunos…

El Borroso

Cuando era joven, siempre me gustó escuchar historias de terror. Recuerdo que mis amigos y yo, nos juntábamos…