Cartoon Cat

Asesinos del Zodiaco
Asesinos del Zodiaco

Hola, soy Steve. Les hablaré de una horripilante versión de Felix el gato, conocido como Cartoon cat.

Dɪᴀʀɪᴏ ᴅᴇ Sᴛᴇᴠᴇ ₂ ᴅᴇ ᴏᴄᴛᴜʙʀᴇ ᴅᴇʟ ₂₀₀₉

Acabo de salir, siento cómo mi corazón se contrae por lo que acaba de pasar. No entenderán esto, lo que vi no puede ser entendido; algo horroroso, ¿cómo explicas una caricatura pasando de la comedia a torturar a un ser como si fuera chiste?. Trataré de ser lo más descriptivo posible: Estaba con mi compañero, el investigador Lucas Stane. Investigábamos una oleada de asesinatos crueles e inhumanos. Como si de una caricatura se tratase, los cuerpos tenían el aspecto de una vieja animación. Nuestra información nos había guiado hacia una vieja fábrica de cobre. Mi compañero estaba preocupado, pero se notaba la determinación en sus ojos. Ambos entramos con cautela. Era un reconocimiento, no una captura, ni una amenaza. Llevábamos unas cuantas balas yo tenía un revólver y una pequeña cámara; no había traído el celular a ese trabajo, porque no me sentía cómodo; mientras él, a pesar de ser joven, llevaba una QBZ-95. Acaricié mi arma, me relajó un poco. Caminamos por los pasillos.

Olía como a aceite desgastado, un cobre ya muy… ¿oxidado? No me acuerdo de la palabra. Lucas tenía la mano en el bolsillo, listo para sacar el arma, extraño esa emoción juvenil. Mirábamos a nuestro alrededor, parecía estar listo para derrumbarse, se veía en el material, ladrillos que soltaban polvo, vigas y tablones de madera cubiertos por hongos, y un charco de tinta mezclado con un líquido algo rojo.

Cruzamos miradas, él tenía una de preocupación y curiosidad, pude notar cierta decepción y emoción en sus piernas, parecía que querían irse pero que a la vez deseaban caminar por todo el lugar por algo interesante. Continuamos con tranquilidad. No parecía que se pudiera acceder a un segundo piso, pero no íbamos a ir más allá, hasta que escuchamos como una patada. Entonces Lucas sacó suavemente su arma mientras nos íbamos acercando.

Lo que vimos parecía haber salido de una pesadilla, o de un dibujante que había hecho un mal trabajo con el Gato Félix, pero que aun así, se esforzó en dibujarle una sonrisa asquerosa y caricaturesca. Estaba cubierto por una leve luz, era de una estatura anormalmente alta, su cabeza no quedaba con su cuerpo, llevaba en su mano un pedazo de tinta hirviendo; al frente suyo había una mujer, no podía hablar, pero su vestimenta era en blanco y negro, tenía la cara y los brazos como dibujados con unos característicos guantes rotos y quedamos; sus ojos parecían reventados de tanto llorar o de tanta tinta que se le colocó, como si le hubiera tratado de pintar las cuencas.

A su alrededor estaba un perro muy largo, ¿o… era un perro normal? al que se le trató de estirar, al punto en que se estaba partiendo a la mitad, pero se le cubrió con papel de dibujo antiguo, de un color similar al de su pelo; desbordaba un líquido por el suelo, que en la oscuridad no se sabía si era sangre o tinta. Parecía como si se tratara de una escena en la que el perro se había tragado algo y ella tenía que sacárselo.

Lucas me miró, estaba a punto de vomitar, sus ojos reflejaban terror, un terror indescriptible. Miró a la chica, que, por cierto, no se movía. No sé si estaba muerta o inconsciente, pero, el “Gato” se fue, al ver que ella no mostraba ningún movimiento, ¿tal vez a buscar alguna “linterna mágica” para hacer que se mueva? Pero se fue con esa espeluznante sonrisa en el rostro.

Mi compañero y yo nos acercamos a la chica. Me quedé mirando por si esa cosa regresaba. Mientras Lucas registraba si estaba con vida, yo me acerqué al perro. De no ser porque mi padre era un fanático de la animación, no habría podido saber qué era lo que le habían hecho a este pobre animal.

El pobre hombre tomó a la mujer en sus brazos y me dijo que la llevásemos al hospital. Yo saqué mi cámara y le saqué una fotografía al inocente canino, en esa posición de sufrimiento. Ahí le respondí que teníamos las pruebas suficientes para traer refuerzos. Me acerqué a él y, una vez juntos, comenzamos a caminar.

-Parece que le cortó las cuerdas vocales- Me dijo. Yo solo lo miré con espanto.

Salíamos de la zona abierta, estábamos en los pasillos. Yo revisaba la foto del pobre animal mientras apuntaba hacia el frente con la linterna. Lucas iba cambiando cada tanto el brazo con el cual cargaba a la chica. Salimos de la fábrica, y mi corazón comenzaba a calmarse, aunque la oscuridad nos limitaba la vista. Entonces escuché un sonido detrás nuestro, me di la vuelta, apunté con la linterna e, instintivamente, saqué una foto. Empuñé mi arma y comencé a disparar mientras iba retrocediendo. Lucas corrió hacia el auto, había que poner a salvo a la chica. Al “gato” no pareció gustarle que nos estuviésemos llevando su trabajo, entonces me tiró al suelo y se lanzó a una velocidad increíble y en cuatro patas, hacia Lucas. Lo atrapó con esos dedos largos y raros al moverse, mi compañero solo gritaba. Me levanté y continué disparando. Lucas gritaba mientras el monstruo se los llevaba, sacó su arma, solo para que el Cartoon le arrancara la mano de una mordida. Empezó a gritar de dolor, lo escuché y apunté a la fábrica. Veo como trata de aferrarse al suelo mientras que el “Cartoon Cat” se lo lleva con esa maldita sonrisa en el rostro. Tenía la sangre de mi compañero en su cara, y sus dientes parecían una luz que se ahogaban en jugo, como si esta bebida le sirviera para su película animada.

Escapé hacia mi casa, llegué lleno de miedo.

Sé que vendrá por mí, no tardará mucho. Escribo esto para que sepan el horror que viví. Él no encontrará esto, pero sí mis colegas.

Si estánleyendo esto, y vuelven a aparecer víctimas con esas peculiares torturas, ya saben quién es.

Bibliografía

Las primeras apariciones de Cartoon Cat iniciaron en agosto del 2018, luego de que fuera publicada la primera imagen del mismo. En esta se lo muestra sentado detrás de la puerta de un edificio abandonado, mirando fijamente a la cámara. Se cree que podría ser el mismo Cartoon Cat o posiblemente una entidad similar.

El 10 de agosto, su público una imagen de cuerpo completo de Cartoon Cat, parado en lo que parecía ser otro edificio abandonado. Su apariencia lo muestra como un gato antropomórfico gigante, con una gran y espeluznante sonrisa y unos guantes blancos que le dan el aspecto de una caricatura de los años 30. Esta sería la primera aparición oficial de la criatura.

La siguiente imagen se publicaría cinco días después. En esta, Cartoon Cat se encontraba parado en medio de una carretera, su cuello estaba estirado como si fuera una serpiente, con su cabeza tirada en el suelo y las cuencas de sus ojos estaban vacías.

La última imagen fue publicada el 22 de agosto. Cartoon Cat estaría parado afuera de otro edificio abandonado, con su cuerpo levemente inclinado y su boca abierta.

Físicamente en las cuatro apariciones de Cartoon Cat lo muestran mas como un ser amigable que pese su tamaño gigantesco y características algo desconcertantes, no pareciera ser una criatura amenazante. Sin embargo, pese a que apariencia muestre lo contrario Cartoon Cat de es echo una de las criaturas mas peligrosas y agresivas creadas por Trevor Henderson.

Total
0
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Related Posts
Allá afuera

SCP-1422

Ítem #: SCP-1422 Clasificación del Objeto: Neutralizado // Fenómeno (véase Anexo 1422-3) Procedimientos Especiales de Contención: Toda la…
Read More
Asesinos del Zodiaco

Te vine a buscar

Un hombre, trabajaba como fotógrafo en una agencia de modelaje, se encargaba de fotografiar a las modelos mientras…
Read More
Asesinos del Zodiaco

SCP-561

Artículo #: SCP-561 Clasificación del Objeto: Euclid Procedimientos Especiales de Contención: SCP-561 tiene un centro no identificado, pero…
Read More
Asesinos del Zodiaco

El Maniqui

Siempre había detestado esa costumbre de su madre de recoger de la calle cualquier cosa que ella pensaba…
Read More
Giuseppe Tartini (1692-1770)

Tengo sed…

Dormía como siempre, sin saber al menos si despertaría o no. De pronto, susurraron a mi oído “Tengo…
Read More
Asesinos del Zodiaco

Mi Triste Vida

Me llamo Rafael Ramírez J. Tengo 17 años de edad. Me hacen Bullyng desde la Primaria. Nunca he…
Read More
Asesinos del Zodiaco

Sonic.exe

Soy un gran fan de Sonic el erizo al igual que de todos los demás, me gustan los…
Read More